Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

La verdad de Tsuna por Anle Ruma

[Reviews - 282]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Les dejo el segundo capitulo espero que lo disfruten

Era de noche en la ciudad de Namimori y los relojes de toda ella, marcan las tres de la mañana.

 

Y en la casa de familia Sawada, el único hijo del matrimonio, ha despertado sobresaltado y con lagrimas en los ojos.

 

Esta apoyado en la esquina de su cama con las piernas hasta su pecho y el rostro escondido en ellas, donde ahoga el llanto que le aqueja.

 

Se cumplirá ya un mes desde que regresaron de un futuro terrible, que es el mismo tiempo que tiene de tener esos sueños.

 

Quiere gritar, desahogarse, quiere tener a alguien que lo consuele, para que esas terribles emociones se vallan.

 

Esos sueños que lo han despertado, le producen emociones terribles que lo lastiman: tristeza, miedo y fracaso

 

Pero las peores son las sensaciones de sentirse: perdido, solo y vacío.

 

Se ha calmado ahora que su despertador marca las tres treinta, se recuesta y comienza a dar vueltas en la cama, esperando que el sueño llegue.

 

Son las cuatro cuando por fin puede dormir un poco más.

 

 

La mañana ha llegado a la ciudad y en la habitación el despertador suena, son las siete de la mañana.

 

Un bebe con traje cuyo nombre es Reborn, le dispara a dicho aparato, para así comenzar su día con una de sus actividades favoritas: despertar a su dame-estudiante.

 

Su fiel compañero, el camaleón, León se transforma en un mazo verde para cumplir con el primer objetivo de día.

 

Reborn se sube a la cama para darle mejor, pero lo que ve en ella le hace fruncir el ceño.

 

Ya es una semana con aquella escena que le intriga.

 

En brazos del heredero vongola se encuentra el león del cielo: Natsu.

 

Lo intrigante de la escena, es que el joven no recuerda la hora o el motivo de que su compañero de batallas este con el.

 

Después de mirar la escena, toma vuelo con el mazo, para poder despertarlo e iniciar así las rutinas.

 

--¡Oye dame-Tsuna despierta!—es grito que acompaña el golpe

---Hiiie, Reborahhh—exclama despertando, pero su reclamo se ve opacado por un bostezo

--Buenos días Tsuna, veo que Natsu, durmió contigo otra vez

--¿Eh?—cuestiona mirando a su lado, donde su compañero se recupera del susto que su amo tuvo—buenos días Natsu

--¿Por qué liberas a Natsu?—pregunta el arcobaleno aunque conoce la respuesta que el joven frente a el le dará.

--No lo se—murmura evitando la mirada de su tutor, dirige su mirada a su despertador para hallarlo destruido—tengo ahhh que comprar otro

--Calla y alístate

--Vamos ahhh Natsu.

 

El joven sale de su habitación acompañado por el león, mientras deja al bebe solo con sus pensamientos.

 

El hitman quien lleva casi un año viviendo con el joven ha notado que algo anda mal con su alumno, nota las ligeras bolsas que hay debajo de sus ojos, además algunos días como ese, parece indicar que el estaba llorando…

 

Decide no mencionar nada, quiere esperar un poco antes de tomar participación.

 

 

Tsuna se encuentra en el baño lavándose el rostro para desaparece el rastro de lagrimas que tiene, no quiere preocupar a su madre, mientras se seca, mira a su compañero quien ha encontrado interesante la tina.

Natsu es el reflejo de su corazón, si el esta nervioso, Natsu lo esta; y aunque no sabe el motivo por el cual lo libera, presiente que es debido a las pesadillas nocturnas que le aquejan y en un intento de consolar a su amigo lo libera, mas no sabe en que momento lo hace.

 

Natsu siente el malestar de su dueño, por lo que sube a su hombro con tal de consolarlo, Tsuna agradece el gesto y así sale a su habitación, sin dejar de bostezar. Ya en su habitación se comienza a preparar para irse a la escuela y mientras se viste, se le ocurre una idea.

 

Si lo hace, la rutina matutina que tiene con Reborn respecto a su pregunta se evitaría, pero en verdad lo hacia por su amigo.

 

--Natsu—llama al pequeño león quien lo mira--¿te gustaría estar fuera del anillo?

--Gao

--Eso lo tomare como un si—responde mientras lo acaricia—vamos hay que presentarte con los demás.

 

Así bajo con Natsu en brazos, decir que estaban tranquilos era mentira, estaban nerviosos, por que una cosa era que el león del cielo estuviera junto a los guardianes y otra muy distinto que este con su familia. Ya que estaban cerca del comedor, respiro profundamente, para poder entrar a donde su familia ya estaba reunida y como siempre el primero en saludarlo fue Fuuta.

 

--Bueno días Tsuna-nii—exclamo el chico ranking con una sonrisa e inmediatamente noto a Natsu—ah que lindo gatito.

 

Dicho comentario hizo que todos miraran a Tsuna quien tenía una sonrisa nerviosa, mientras Reborn mantuvo su mirada oculta.

 

-Ara, es cierto, es muy lindo—exclamo mientras se acercaba al chico para acariciarle--¿Dónde lo encontraste?

--Bueno un amigo me lo regalo ayer, ¿puede quedarse?

--Claro que si Tsu-kun, puedes quedártelo, pero tu lo cuidaras

--Por supuesto ahhh—exclamo tratando de reprender el bostezo para después sonreír.

--¿Y como se llama Tsuna-nii?

--Natsu

 

Las rutina del desayuno se dio como siempre; I-pin, peleaba con Lambo, Fuuta daba su calificación respecto a la comida, Reborn le robaba la comida a Tsuna y este bostezaba con cada bocado.

 

Después del desayuno, Tsuna se preparaba para partir a la escuela

 

--Nyaa

--No puedo llevarte, me metería en problemas ahhh—decía mientras acariciaba a su amigo—estaré bien, solo iré a la escuela, tu quédate aquí y juega con los niños, ellos te cuidaran mientras yo no este ¿verdad?—pregunto y los niños asintieron felices a las palabras de su hermano mayor—me  voy nos vemos en la tardeahhh

 

Mientras caminaba con dirección a la escuela el chico bostezaba cada diez, pasos hasta encontrarse con sus amigos.

 

--Bueno días décimo—exclamo su autoproclamada mano derecha

--Yo, Tsuna—fue el saludo de su guardián de la lluvia

--Bueahhh, lo siento, buenos días

--¿No pudiste dormir otra vez?—pregunto Yamamoto con una sonrisa, pero en sus ojos había preocupación

--No ahhh

--¿Qué planes tiene para la tarde Décimo?—pregunto Gokudera cambiando de tema, ya que no le sacarían nada

--Mmm..., se supone que tengo que ir por otro despertador ahhh, pero olvide el dinero en la casaahhh

--Jajá, jajá, el chiquitín si que le tiene odio a los despertadores jajaja

 

Así continuaron su camino hasta llegar a la escuela donde iniciaron su rutina diaria, peleas de solo un lado, extremos gritados, evitar ser mordidos hasta la muerte.

 

Pero a esas rutinas una mas se unió…

 

“Estaba en un parque y miraba a los demás niños jugar, ninguno de ellos quiere jugar con el, pero entonces ve a un niño que no había visto antes con una pelota que bota, el niño tiene un extraño peinado, es gracioso ya que simula una piña, en un instante que bota la pelota se le escapa de las manos y llega hasta el, quien la toma, para entregársela a su dueño”

 

--¡Sawada!—escucha un grito y al despertar se encuentra con el profesor—Si mi clase es tan aburrida como para dormirlo retírese…

 

Era la segunda semana que Tsuna era sacado de clases por quedarse dormido. Por lo tanto se había ido a refugiar a la azotea, como empezara a hacerlo a finales de la primera semana.

 

Se encontraba sentado con las piernas recogidas mirando el cielo.

 

Estaba cansado física y emocionalmente, siempre que se acostaba, parecía que descansaba, pero no era así, además de que esos sueños, le hacen despertar sintiéndose agotado, como si todo lo que soñaba lo viviera realmente.

 

Al principio la escuela lo relajaba, pero después comenzó a dormitar en clases y eso lo cansaba más. Siempre que estaba en la escuela evitaba pensar en esos sueños, ya que no quería preocupar a sus amigos.

 

Pero lo que el no sabia era que su silencio ya los preocupa.

 

~~Hibari, Hibari

 

Escucho aquella voz chillona y una sonrisa triste apareció, ya que frente a el se hallaba Hibird, el ave de su guardián mas fuerte, quien se posaba sobre sus rodillas.

 

El no quería pensar en sus sueños, pero tampoco quería pensar en eso.

 

Sus sueños, le hacen tener sentimientos que lo lastiman y eso también.

 

Por que de alguna forma tienen sentimientos iguales, con ambos se siente triste y tiene miedo

 

No supo en que momento comenzó a acariciar a pequeño pajarillo, ni tampoco cuando comenzó a llorar. Por donde viera los sueños o eso se sentía vacío.

 

Por que en esos sueños y gracias a su intuición había tres personas que habían marcado su vida y habían desparecido de ella.

 

Eso le decía que esa persona nunca formaría parte de su vida como quería.

 

Dejo de acariciar a Hibird y oculto su rostro intentando ahogar su llanto como lo hace en las noches.

 

Hibird alza el vuelo y se posa sobre su cabeza mientras entona el himno de la escuela.

 

Tsuna simplemente lloraba intentando ahogarse.

 

La azotea estaba solitaria, podía gritar si así lo quería, pero aunque lo hiciera no se liberaría, por que no sabia como hacerlo.

 

Sus sueños le decía que esos dos niños que fueron sus amigos pero que por algún extraño motivo lo dejaron solo. El hombre de mirada azul simplemente lo olvido.

 

=Eres un inútil, un bueno para nada=

 

Eran las palabras que lo niños del parque y que todos los que lo conocían le decían, ellos tenían razón era un inútil

 

Inútil es como se siente y como el lo ve.

 

Un inútil, un miedoso, en pocas palabra un bueno para nada, un ser inferior, que no vale la pena, ni siquiera darle un monosílabo, es alguien que pasa desapercibido debido a su insignificante existencia.

 

Por que solo a una pequeña hormiga se le puedo ocurrir enamorarse de una inalcanzable nube…

 

Por que solo a el, dame-Tsuna, se le pudo ocurrir enamorarse de Hibari Kyoya…

 

 

Mientras la hora había terminado y pronto entraría el profesor de la siguiente, los guardianes que iban con el cielo, saben que no aparecerá hasta después.

 

--Tch, voy a buscarlo—exclama la tormenta, mientras intenta salir

--Gokudera—dice la lluvia sujetándolo—espera

--Oye friki del béisbol que—mas su pregunta muere en sus labios al ver  el rostro de su amigo sin su sonrisa—Yamamoto

--Se que estas preocupado por Tsuna, yo también lo estoy, pero no podemos hacer nada sino sabemos que sucede, hay que esperar que el nos diga que le pasa

--Tch

 

Es lo único que puede decir, ya que el maestro entra y ellos deben tomar sus lugares, lo hacen pero eso no evita que vean el lugar vacío de su amigo con preocupación…

 

 

 

Tsuna no supo cuanto tiempo estuvo así, cuando por fin se calmo, se levanto y le regalo una sonrisa a la avecilla que había estado con el para así regresar a clases. Entro al baño para lavarse el rostro y así fingir que todo estaba bien, salio sin saber que unos ojos azul metálico lo habían visto.

 

Las clases terminaron y Tsuna regreso a su casa sabia que Reborn lo regañaría por no comprar el despertador, pero en ese momento no le importaba, solo quería descansar

 

--Ya llegue

--Tsuna-nii—exclama el niño preocupado, mientras lo toma de la manga—Natsu

--¿Qué pasa con el?

 

Pregunto mientras entraba con el niño a la sala, ahí pudo apreciar a los mas chicos quienes miraban preocupados a Natsu quien estaba acostado, al principio también se preocupo, pero al ver las llamas del león supo que pasaba, así se acerco y tomo al pequeño en brazos.

 

--Niños se preocupen, Natsu no esta acostumbrado a jugar, solo necesita descansar—exclama con una sonrisa mientras mira a sus hermanitos—lo llevare a mi habitación para que descanse y mas tarde bajara para jugar

 

Así se dirigió a su habitación, no había mentido del todo, ya que Natsu era liberado para las batallas y cuando el estaba en modo híper; así que jugar con los niños era un experiencia nueva, además a eso se le sumaba que el había estado llorando en la escuela.

 

En cuanto entro a su habitación dejo a su amigo en la cama, mientras se quitaba el anillo del cielo para activarlo y así alimentar a Natsu con su llama

 

--Perdóname por lo de la mañana—dijo acariciándolo—descansa mientras yo hago los deberes…

 

Unas horas mas tardes los niños vieron que las palabras de su hermano mayor, era cierto debido a aquel Natsu bajo a jugar con ellos…

 

 

Dos días después en la escuela Namimori, se puede apreciar a un pequeño erizo caminar por los pasillos y con pequeñas lagrimas en sus ojos, el es Roll y es el compañero de armas de Hibari.

 

El tímido erizo siempre esta con Hibari, casi nunca sale de la sala a menos que sea con el prefecto, pero ese día había despertado encontrándose solo y el miedo se apodero de el, pensando que su dueño lo había abandonado, así que cuando un integrante del comité entro, el salio por la puerta.

 

Pero después comprendió que había cometido un error, la escuela era muy grande, así que se perdió, además los chicos que se habían acercado a acariciarlo, los había lastimado debido a su instinto de conservación.

 

Así continuo caminando hasta llegar al cuarto de la azotea.

 

Ya en ese lugar escucho una melodía conocida, por lo que empuja la puerta.

 

En la azotea se halla su compañero, aquella avecilla que estaba antes que el con su amo, cantando y como audiencia un joven castaño y un extraño gato, Natsu se había escapado un día antes de la casa de su amo, para encontrarse con el en la escuela y apoyarlo.

 

Se acerca a ellos, quiere estar con Hibird, por que así podrá encontrar a su dueño, pero tiene miedo de los extraños que están con el.

 

Natsu siente la presencia de Roll y lo mira, su acción no pasa desapercibido por Tsuna y Hibird, quien detuvo su cantar.

 

El pequeño erizo se acerco pero se detuvo, Hibird voló hasta el, Tsuna se levanta acercándose a el y queriendo acariciarlo, Roll instintivamente expulso sus púas hiriendo así al décimo chico, Tsuna cerro un ojo y Natsu se escondió un poco.

 

Roll se asusta, por que ya hirió a alguien mas, pero el no quiere hacerlo, pero su instinto le pide que lo haga para protegerlo, quiere llorar, pero siente una caricia y una lamida.

 

Alza su mirada para ver al chico sonreírle cariñosamente, al igual que el león a su lado, ambos le han perdonado el accidente.

 

Roll se acerca para sentir más el calor de ese extraño y conocerlo mejor.

 

Es un nuevo día en el instituto  y Tsuna ya esta en la azotea, Natsu apareció ya y solo esperan la llegada de Hibird.

 

~~Tsuna, Tsuna

 

Se escucha y Tsuna mira donde se escucha su nombre, observa la llegada de la pequeña avecilla, pero no llega sola ahora esta Roll con ella.

 

Natsu se acerca a el.

 

Los tres comienzan a jugar ante la mirada del décimo vongola.

 

Tsuna en ese momento no sabe si es masoquista o que, ya que permite que los compañeros de su amor platónico están ahí consolándolos a ambos, ellos le brindan una calidez muy especial y aminoran, aunque sea un poco, su dolor.

 

 

La noche ha caído ya en la ciudad de Namimori y todos duermen.

 

Mas ya son las tres de la mañana y en la habitación de Tsunayoshi Sawada, esta en el rincón de su cama, con Natsu en brazos, el joven llora.

 

Ambos se consuelan y ambos desean que Hibird y Roll  estén con ellos para que tengan un poco de consuelo.

 

Se recuesta aun con Natsu en brazos, gira en la cama con lágrimas aun, hasta por fin quedarse dormido.

 

Pero antes de que el sueño lo llame por completa, decide dar una orden.

 

--Natsu modo defensa

 

Natsu cumple su mandato y por unos minutos se convierte en el manto de primo, para después regresar a su forma de león…

Notas finales:

*O*

*O*

n///n

^ f9; ^

 

Waaaa tuve reviews…..

 

Me alegra que les gustara mucho el capitulo, les agradezco sus comentarios, aunque se que en este momento me quieren matar por hacer sufrir a Tsu-kun, pero es necesario para la historia UUu.

 

Respecto a sus teorías solo puedo decir: ^  ^.


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).