Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Los Principes y los Sapos por yuuki kalafina

[Reviews - 83]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Ninguno de los personajes de Naruto, Sekaiichi Hatsukoi, Junto Romántico, Kyo Kara Maoh, me pertenecen...

Notas del capitulo:

Espero que disfruten este fic se me ocurría cuándo p
recorde la primera vez que besé a un chico realmente me fue muy mal. jijijiji.... pero bien espero que sigan leyendo mi mi como el otro que aún tengo en proceso.

1 LA MALDICION DEL JEFE SAPO

El rey caminaba despacio con la ayuda de un bastn por los pasillos de su castillo del reino de konoha, acompaado de sus tres pequeos hijos. El mayor era Kirishima Zen de 12 aos e hijo de su primera esposa Tomoyo Kirishima, le segua Kusama Nowaki, de 6 aos e hijo de su segunda esposa Hiromi Kusama, seguido por su pequeo Itachi Uchiha de 3 aos hijo de su actual esposa.

Ella haba sobrevido a la maldicin que lo aquejaba, pues ya haba perdido a dos esposas en los parto de sus hijos, pero Miko Uchiha era la ms fuerte y poderosa guerrera del clan Uchiha, y la mejor madre que podra deciar para todos sus hijos.

Ahora ella estaba luchando contra todo, a tal punto de darle a su cuarto hijo. Dio la vuelta para entrar al pasillo con la nica entrada a la enfermera.

- Padre ah est Jiraya-sama y Orochimaru-sama -dijo su pequeo Nowaki sealando con su dedito ndice a dos de los tres Sanin.

El rey miro a sus consejeros y noto las expresiones seras de sus rostros, eso lo preocupaba, pues esos gestos ya las conoca, pero trato de disimular por su hijos.

- Majestad!.... Prncipes!... - dijeron los dos hombres con solemnidad cundo la famila real lleg a la puerta.

-Pasa algo... Jiraya-sama, Orochimaru-sama que es lo que me esconden -dijo el rey mirndolo con su expresin sera. Pero antes que uno de ellos hablar uno de ellos miro a los prncipes con alegra.

-Nios no les gustara jugar con los sapos -dijo Jiraya-sama a los tres. Y respondieron con alegre "s..."

El rey miro alegremente a sus hijos, era feliz cundo iban al jardn a jugar con los sapos.

- Majestad, lamento darles malas noticias, pero Tsunade tuvo complicaciones, que no esperaban en el parto, pues su esposa le ha dado dos hijos, l primero naci sin complicacin alguna, cundo pens que todo haba terminado se dio cuenta que otro bebe venia al mundo, y que el cordn umbilical vena enredado es su cuello; As que tubo que practicarle una cesar de urgencia, l bebe no respiraba cuando.sali de la reina, Tsunade utilizo todo su poder para salvar su vida!... y lo logr, a causa de la complicacin del nacimiento Tsunade cree que su hijo no podr usar el poder de sus ojos como el clan de su madre...- dijo Orochimaru-sama mirando al rey y estudiando su reaccion a la noticia.

El rey cerros sus ojos y apreto los puos -Miko me a dado dos hijos...., que importa que uno no lleve el poder del clan de su madre. l llevara mi apellido con orgullo- dijo el rey, ahora poda entender porque la preocupacin de consejero pues era una tradicin que los hijos llevaran el apellido de las madres reconociendo el poder de los clanes, su hijo no podra portar el apellido de su madre pero nada le negaba que llevara el de l.

-Majestad!.. ha lo que me refiero es que su esposa cargo con todo el peso, tuvo un parto natural, y el practicarle una cesar en un estado tan dbil le causo hemorragias internas. Tsunade estuvo en un dilema era l bebe o su esposa!... y su esposa eligi...- dijo Orochimaru-sama mirando con sus ojos de serpiente al rey.

El rey abri sus ojos y entendi lo que su consejeros intentaban decirle, apresurado abri la puerta y lo primero que vio, fue a la rubia de grandes pechos con las manos en el vientre de su esposa con un resplandor verde.

-Miko!...- grito el rey a su esposa acercndose despacio la mujer ella abri lentamente sus ojos para mirar a su amado rey.

-Shoma... - dijo Miko con una sonrisa

El rey amaba la voz de su esposa, cundo deca su nombre, y ms amaba su sonrisa que su reina tena para todos.

-Cario me traes a nuestros bebes voy a darles sus nombres-dijo Mikocon una voz que son muy cansada.

El rey se acerco a los pequeos nios que se encontraban en un cunero cercas de su reina, y sonrio cuando se acerco, tambin ellos tena el pelo negro como l a diferencia de los dos mayores que eran la misma imagen a sus madres.

Los dos eran hermosos, ambos dorman tranquilamente en el cunero, anque slo uno de ellos tena un tono ligeramente azulado en la piel, dndose cuenta que sera l que no llevara el apellido de su madre, l rey tomo a los dos bebes con mucho cuidado, y se los acerco a su reina. A la derecha al que naci primero y a la izquierda a segundo despus miro a Tsunade, de ella caan grandes gotas de sudor a causa del esfuerzo pero an as logr notar su gran preocupacin.

La mujer tomo entre sus brazos a sus hijos miro al mayor

-T nombre ser Sasuke Uchiha -dijo Miko con lgrimas en los ojos y besndo la cabecita de pequeo Sasuke, donde nacan pequeos cabellitos negros, despus miro al menor de los recin nacidos.

-SHIBUYA!...-

-?!-

-Su apellido ser Shibuya...-dijo l rey mirando a su esposa sonrer.

- Hijo t nombre ser l de un rey Yuuri Shibuya..- dijo la mujer.

......................


-Porque tuve que venir yo?!....- se dijo as mismo Jiraya caminando por el bosque oscuro, pues ese da todo le haba salido relativamente mal. Desde hace un ao, su objetivo era capturar a 5 jvenes que luchaban contra los solados que el rey mandaba para cobrar los impuestos.

Ellos crean que el rey se haba convertido en un tirano, y que poco le importaba la situacin en la que se encontraban su pueblo, y realmente todo era cierto.

Jiraya muchas veces trato de influir en las decisiones que l rey tomaba, pero l.... haba cambiado por complet. Desde el fallecimiento de su tercera esposa, despus del nacimientos de sus ltimos hijos hace 16 aos, haba recluido a sus hijos dentro del castillo, sin permitir que salieran a conocer el mundo, inclusive orden que ni una persona podra hablar con sus hijos respecto al mundo o traer noticias de su reino, eran pricioneros en una crcel en oro.

El muchas veces quiso hablar con su rey, pero se negaba a escucharlo, por ms que se lo negara a s mismo, estaba trabajando para un villano. Y esos 5 jvenes se haban convertido en los hroes de Konoha, an para su sastifacion, esos jvenes eran muy hbiles, ni l mejor espa Yorad haba podido atrapados, ni siquiera describirlos.

Realmente esos jvenes eran los mejores para ocultarse, y para su suerte. La trampa que l haba tendido para atrapalos, haba salido mal, pues el jefe sapo no quera ayudarlo, se negaba a trabajar para un tirano como el rey. Y s s ofreca para ayudarlo era porque esos jvenes seran fuertes y quera enfrentarlos no atrapalos.

Para aumentar su mala suerte, cundo llegaron al pueblo que segn haba planeado que sera la trampa, slo haba lindas chicas, pues los hombres haban salido trabajar en las cosechas, cosa que l aprovecho para divertirse un poquito jajaja!...
Eh!!!.... porque me ro?!... an tengo que encontrar al jefe sapo!.... Pens sacando un suspiro de decepcin, pues tena miedo que el jefe se enfrentar a los dioses de ese bosque.

levanto la mirada y se dio cuenta que una enorme sapo yacia inconsciente sobre varios rboles derivados.

-Gamabunta!... resiste amigo!...-grito Jiraya mirando a todas partes tratando de encontrar al atacante, saba que el bosque oscuro era muy peligroso, pues slo los mejores guerreros se atreva a entrar.

Ya que los dioses de ese bosque eran peligros, pero algo andaba mal. Porque atacaran a un dios del mont Myoboku?!... Por ms enemigos que fueran, nunca se atreverian atacar a otro dios, eso quera decir que fue atacado por un o unos guerreros, Jiraya decidi retiro la invocacin para que el jefe sapo sanara sus heridas en sus tierras. Desapareci dejando slo humo blanco; se coloc en posicin de ataque dio unos pasos y sinti que pisaba algo, pareca ser tela, miro rpidamente y noto que era vestidos. Levanto con cuidado uno de color naranja, le perteneca a una chica joven, por la forma y el tamao. Tena varios parches pero muy limpio, se dio cuenta que el vestido an se senta tibio, y con el aroma crtico de la propietaria. Levanto ms el vestido y un sapo joven de ojos azul cielo cay del vestido naranja. Miro el vestido y luego el sapo, y noto ms vestidos tirados. levanto otro vestido negro con adornos de nubes rojas, esa chica deba tener el cabello muy largo pues en la parte de atrs haba varios cabello largos rubios, y otro sapo de ojos igualmente azules, cayo de ese vestido.

Tomo el tercer vestido color rosa, lo primero que noto, es que ese vestido tena ms tela donde deban estar los pecho, sacudio el vestido y un sapo de ojos cafs sali mariado, eso ya le daba mala espina. Se apresur y tomo los ltimos vestidos uno de color verde y el otro azul, el vestido color verde estaba muy bien cuidado a pesar que era un vestido muy usado los parches estaba muy bien a comparacin de los otros vestidos, y sin duda era la mayor de las 5 pues el vestido era ms pulcro que los otros. La duea del vestido azul era la ms joven, pero al notar el olor a miel y sentir que el vestido era nuevo sin duda tambin era la consentida, nuevamente 2 sapos jvenes calleron del los vestidos uno de ojos verdes y otro de ojos azul oscuro.

Jiraya miro con detalle a los sapos y encontr su respuesta. Tal vez Gamabunta se haba encontrado a las jvenes, estaba seguro que eran hermosas pues ese tipo de maldicin que los sapos usaban con las chica, era cundo eran rechazados, y lo ms seguro es que Gamabunta fue rechazado. Un dios del bosque lo atac por maldecir a las jvenes. Pero ahora su pregunta era.. Porque 5 chicas estaran en medio del bosque oscuro?... Bueno tal vez eso lo sabra despus, por ahora tena un cargo de conciencia sobre sus hombros.

-Chicas lo siento... yo invoque al el jefe sapo, realmente lo lamento nunca pens que encontrara a chicas hermosas!.... - dijo Jiraya hincado y ofreciendo disculpas a los sapos. Escucho el croar del sapo de ojos azules un poco ms grande que el otro sapo que sali del vestido naranja. Y despus de eso los dems le siguieron.

- Oye acaso era tuyo ese enorme sapo pervertido!...- dijo Deidara pero de su boca slo sali el sonido de croar del un sapo.

- Creo que no nos entiende hermano....- dijo Naruto mirando al anciano de largo cabello blanco.

-Acaso no se han dado cuenta somos sapos!... tal vez nunca volvamos a ser humanos...- dijo Wolfram con lgrimas en los ojos mirando su nuevo cuerpo.

- Eso no es lo que me preocupa!.... l sapo gigante le pertenece a l, lo acaba de decir!.... Y tambin vi cundo revertido la invocacin, eso quiere decir que estamos en presencia de uno de los Sanin de Konoha el gran Jiraya-sama- dijo Yokozawa mirando al hombre.

-Tal vez ya descubri que utilizamos la tcnica sexi!... debemos preparados para enfrentarlo...- dijo Hiroki previendo a sus pequeos hermanos.

-Esperen no ataque, al menos que el haga algn movimiento recuerden que es muy poderoso tal vez nosotros no ganamos y menos transformado en sapos- dijo Deidara.

-Creo que no se a dado cuenta.... piensa que somos chicas..... es mejor seguirle el juego, para volver a ser humanos.-dijo Yokozawa a sus hermanos

Jiraya miro como los sapos se comunicaban y al final lo miraban con seriedad as que l viejo Jiraya suspiro

-Chicas la maldicin de est magnitud es difcil de romper, dando el hecho que no se pueden comunicar con nadien... Slo entre ustedes!... Y no puedo invocar a una rana para que las ayude, pues la maldicin fue puesta por el mismos Gamabunta jefe de los sapos. Ni yo mismo puedo hablan con nadien ms sobre su maldicin que no sea con ustedes. Pero no s preocupen!.... Hay dos formas de romper la maldicin!.... una es recibir el beso de su verdadero amor y la otra el beso de un prncipe- dijo Jiraya.

Y por lo dicho, la reaccion de los sapos no se hizo esperar.

- Que?!.... un beso de t verdadero amor!!!!... Porque siempre tiene que ser un beso?!.... Porque nunca es matar al que nos hizo la maldicin?.... - Cro Deidara

- Ni siquiera tengo novia!...- Cro con amargura Naruto.

-Un beso de un prncipe!... acaso no vez que somos sapos machos!..-Cro gritando Hiroki

- Eso significa que seremos sapos para siempre!...- Cro llorando Wolfram.

- Demonios!... Maldito sapo mira que hacernos est maldicin porque no quisimos salir con el a cenar!!!...- dijo Yokozawa.

- No se preocupen chicas, creo que podr ayudarlas despus de todo, yo conozco a 5 prncipes que adoran a los sapos, yo mismo la llevare hasta ellos, pero deben de saber que yo no puedo decirles a ellos quienes son en realidad, ustedes deben de obtener un beso de ellos; tienen que pensar en una forma de hacerlo..- dijo Jiraya mirando a los sapos.
Notas finales:

PR”XIMO CAP.
¿Los sapos saben pelear?...
NO SE LES OLVIDE DEJAR COMENTARIOS


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).