Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Primer Amor por Yadira xD

[Reviews - 140]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Harry Potter no me pertenece, si no a la magnífica y maravillosa JK Rowling. Si fuera mio Harry se hubiera quedado con Draco jajaja

Notas del capitulo:

Hola ^-^


Aquí les traigo el primer capítulo de este loco nuevo fic, donde contare el comienzo del romance de Barty y Peter Jajaja y de paso el de Arabella y Amos.


 


De verdad espero que les guste n_n sin más que decir, los dejo con el primer capitulo jajaja

Para Peter Pettigrew, el mundo estaba conformado por tres tipos de personas; primero estaban aquellos que el destino había bendecido, dotados de humor, carisma, buen aspecto, buenos en todo lo que hacían. En esta categoría estaban sus amigos James, Sirius y Lily.

En segundo estaban los que se esforzaban el día a día, avanzando paso a paso en su camino sin importarles los obstáculos que deben sobrepasar, atractivos e inteligentes. Aquí estaban Remus, Frank y Arthur.

Y en tercero, estaban aquellos denominados “normales”. Ese era el lugar que él ocupaba.

 

Peter era una persona de naturaleza asustadiza y pasiva, se podría decir que la tranquilidad era una de sus escazas cualidades. No destacaba mucho en casi nada, los deportes no se le daban bien, en los estudios era normal, su aspecto no era la gran cosa si lo comparaban con los adonis de sus amigos, y en el amor era un fracaso total. Nunca había salido con nadie, principalmente porque no era bueno interactuando con las personas y era consiente que a causa de la sociedad donde la clase social, los sangre puras y la belleza gobernaba, una persona como él no destacaría nunca.

Al ser uno de los merodeadores, la gente había aprendido a no acercársele con malas intenciones sin temer a las represalias de sus amigos; aunque siempre había aquellos que lo trataban bien con el único propósito de acercarse a sus amigos, en especial a los inalcanzables Sirius O. Black y James C. Potter, esos dos en especial eran como la miel, atraían a las abejas en masa.

Pero ahora, esas mieles ya no estaban libres e inalcanzables; el play boy de todo Hogwarts y soltero más cotizado, se había hecho novio del Slytherin Severus Snape, su enemigo jurado desde primer año.

La noticia del noviazgo puso de cabeza a toda la escuela y con ella, un sinfín de reacciones como el enojo, rechazo, tristeza y uno que otro de alegría. Por fin, el orgulloso, vanidoso, altanero Sirius Orion Black, se preocupaba por otra persona que no fueran sus amigos y él mismo… ¡un milagro!

Por si fuera poco, después de ese acontecimiento sin precedentes, su líder y Gryffindor de corazón, les había confesado que estaba enamorado de nada más ni menos que el jefe de la casa Slytherin, Tom Marvolo Riddle. Está de más decir que Peter casi sufre un infarto cuando se enteró, y más cuando a pesar de todos los contra, los sentimientos de James fueron correspondidos.

Este nuevo emparejamiento hubiera sido otro gran shock para media escuela, pero al ser Riddle profesor y James un estudiante, se decidió que la mantendrían en secreto hasta que el león se graduara.

Los únicos que conocían el secreto eran los amigos cercanos de James, Severus, ya que según Sirius no podía mantener un secreto con el amor de su vida, y Dumbledore; este último era el más contento de todos por la unión, tanto así que propuso hacer una fiesta para celebrar las nuevas uniones y la paz entre la casa Slytherin y Gryffindor.

Y justo ese, era el motivo por el que Peter se encontraba incómodo y sin saber qué hacer en este preciso momento. Una fiesta era algo divertido, convivías, bailabas y comías… pero ninguna fiesta sería normal con Dumbledore preparándola.

La temática de la dichosa celebración era: “Parejas”. Todos los alumnos de las cuatro casas estaban obligados a asistir acompañados ya sea de un profesor o un alumno de otra casa distinta a la tuya, de ese modo, la convivencia entre otras casas sería una obligación y la no asistencia estaba prohibida.

 

Flash back.

Gran comedor.

Como todas las mañanas, el gran comedor estaba lleno de vida; gritos, risas y platicas por igual. Era un día como otro, sin ningún inconveniente... o eso pensó.

Dumbledore observaba con una sonrisa a todos sus alumnos. La atmósfera era más tranquila desde que las casas enemigas, Gryffindor y Slytherin tenían una pareja oficial que los unía. Aún veía una que otra mala cara, envidia e irritación entre sus filas, pero eso pronto se terminaría.

Aprovechando que todos estaban sentados desayunando, se puso de pie.- Buenos días a todos.- Nadie le prestó atención, por lo que carraspeo un poco y volvió a intentarlo.- ¡Buenos días a todos!

Aún nada.

No le quedó otra que sacar su varita y aplicarse un sonorus. Ahora era seguro que lo escucharán.- ¡Buenos días!

Las risas, platicas y gritos cesaron, y como Dumbledore había querido desde un principio, todas las miradas estaban puestas en él.- Gracias por su atención.

Alumnos y maestros sospecharon en seguida, la sonrisa que les estaba brindando Dumbledore no era la típica, esa sólo significaba diversión para él, problemas para los demás.

-Las rencillas entre las casas han transcurrido de generación en generación, y con ella ha venido el enojo, males entendidos y odio entre sus miembros. Pero gracias a ustedes, las nuevas generaciones, las rencillas han ido cesando.-  Miro a Severus y a Sirius.- por esa razón quiero informarles que dentro de una semana se llevará a cabo un baile.

-¿QUEEEEEEEE?.- Los alumnos estaban en shock, estaban a unos escazas meses de terminar el año escolar, ¿y el director quería hacer una fiesta? Todos creían que había llegado el día, Dumbledore se había vuelto loco.

La jefa de la casa Gryffindor se puso de pie.- Albus ¿Qué significa esto?

-Lo que es querida, Minerva. Un baile.- contesto como si le estuviera diciendo el pronóstico del clima, tranquilo y campante.

-Estamos a punto de culminar el curso, no estamos para ningún baile. Los alumnos de séptimo deben realizar sus EXTASIS.

-Y ese es el motivo, quiero que todos se relajen un poco de sus deberes diarios.- Su sonrisa se intensificó cuando su vista se puso sobre los alumnos de séptimo de Slytherin y de ahí en los de Gryffindor.- creo que es bueno incentivar a la paz entre las casas, que forjen buenas relaciones con otros alumnos. Uno nunca sabe, quizás en un futuro un miembro de Gryffindor se case con un Slytherin, el cual pueda llegar a ser Ministro de magia, o alguno de nuestros alumnos terminen impartiendo clases aquí, la convivencia entre todos hará un mejor ambiente cuando eso suceda, ¿No crees, Minerva?

No, eso nunca va a pasar… Decían mentalmente la mitad de los alumnos, la otra mitad a un seguía en shock.

A Minerva no se le ocurría un buen argumento para contradecir lo dicho por el director, y ese momento de titubeo fue aprovechado por el muy alegre Dumbledore.- por esa razón, todos están invitados a asistir a la fiesta que se llevará a cabo el próximo sábado.- y como leyendo la mente de algunos, agregó.- quien no asista será castigado y sancionado.

-¿QUEEEEEE?.- Por lo visto, el único momento donde las cuatro casas se unían era cuando se sobresaltaban.

-Cómo ya lo dije, todos deben asistir. Este es un baile para unir lazos entre ambas casas. Todos sin excepción alguna deben asistir, esto incluye a los maestros.

-¿QUEEEEEEEE?.- Ahora era turno de los profesores de entrar en pánico y shock.

-¡Guarden silencio!.- amonestó. Entre alumnos frenéticos, lo que menos quería era maestros frenéticos.

El silencio volvió a reinar.

-Bien. Como decía, la temática del baile será "parejas encantadas", es obligatorio venir acompañado, no importa si es con un maestro...

La mirada de James giro de inmediato hacia su ahora novio, Riddle.

-... o con un alumno, pero ahí está la diferencia, no pueden venir acompañados de uno de su misma casa.

Bocas y ojos se abrieron por toda la estancia.

-Debe ser de otra casa, está prohibido venir con un acompañante de su misma casa, quien lo haga recibirá un castigó. Y habló en serio.- eso último fue dicho con una seriedad poca veces vista en el director, por lo que todos los alumnos sabían que era cierto lo del castigo.

Y ese fue el límite para la poca racionalidad de los alumnos de Hogwarts.

-NOOOOOOOOOOO / SIIIIIIIIIIIIIIIII

Dumbledore sonrió ante el frenetismo del momento, los alumnos estaban divididos entre los que les agradaba la idea (todos los Hufflepuff, la mitad de los Ravenclaw y uno que otro Gryffindor), y los que estaban en total contra (todos los Slytherin, la otra mitad de los Ravenclaw  y uno que otro Gryffindor).

Esto será divertido… pensaba el director mientras veía a sus alumnos mirándose entre sí, y pensando: ahora, ¿a quién invito?

Final Flash Back.

 

Martes - cuatro días después del anuncio

Sala común de Gryffindor.

-Peter… Peter… ¡PETER!

Peter fue sacado de sus pensamientos al escuchar que lo llamaban, y se sobresaltó al  darse cuenta que muy cerca de su cara se encontraba la de James, quien lo miraba molesto.- ¿Qué sucede?

-¿Qué sucede?.- repitió lo dicho por Peter.- eso es lo que yo debería preguntarte. Llevo casi una hora contándote el motivo de mi alegría y tú no me pones atención.- James se cruzó de brazos.-  ¿te sucede algo?

Lo que menos quería era que sus amigos se enteraran de su dilema. No quería que ellos se inmiscuyeran y terminaran planeando algo para conseguirle pareja. Suficientemente patético se sentía por no poder conseguir pareja el mismo, como para necesitar que sus amigos le consiguieran una… no gracias.- No, nada. Es solo que la tarea de adivinación me tiene un poco estresado.- sonrió para que no sospechara.- lo siento, ¿qué decías sobre el profesor Riddle?.- la mejor manera de lograr que el líder de los merodeadores perdiera su enfoque analítico era hablando del hombre que lo traía en las nubes.

La molestia de James se esfumó, siendo cambiada por una de felicidad.- Tom me invito al baile.- empezó a dar vueltas por todo el centro de la sala.- bueno, no fueron exactamente sus palabras pero el punto es que ¡Me invito!

Peter estaba seguro que el profesor Riddle fue persuadido por su amigo para que aceptara ir a esa fiesta. No creía que por sí solo haya aceptado.- Me alegro mucho, James.

-Sí, ahora solo falta ver que traje me pondré. Debe ser uno nuevo... ¡Oh, Merlín! Tengo tantas cosas que hacer.

Peter veía el vaivén de su amigo, cuando de pronto, de la entrada apareció un muy feliz Sirius. En cuanto los vio, se le lanzó encima a Peter, quien estaba sentado en un sillón reclinable.- ¡Aceptó! ¡Aceptó!.- decía frenético, mientras lo sacudía de los hombros con mucha fuerza a su parecer.

-¿Aceptó?.- la pregunta vino detrás de sus espaldas, James estaba perplejo.- ¿en serio?

Peter no entendía que pasaba. Sin perder su sonrisa, Sirius se giró y abrazó al de lentes.- si hermano, aceptó.

La perplejidad de James cambio a resignación y de ahí a felicidad. Ambos se unieron en un abrazo, mientras Peter se erguía aun sin entender de que iba toda esa efusividad.- ¿Quién aceptó?.- preguntó.

Unos pares de ojos avellana y grises se enfocaron en él.- Severus.- contestó de lo más feliz Sirius.- aceptó ir conmigo al baile.

En cierta forma entendía el porqué de su alegría; Snape era bien conocido por ser un poco antisocial. Fuera de su grupo de amigos, eran pocas las personas a las que les hablaba, e ir a un baile era una de las cosas que nunca hacía. Era casi un milagro que aceptará ir.

-Felicidades, Sirius.- no le quedó otra que felicitarlo, ahora solo quedaban Remus, Lily, Frank, Arthur y él sin pareja, eso lo consolaba un poco.

-¡CHICOS!.- Los tres regresaron a ver hacia la entrada, por donde entraba una pelirroja feliz.- ¡Me invitó!.- Corrección, ahora solo quedaban Remus, Frank, Arthur y él.

Las caras de Sirius y James cambiaron drásticamente de una feliz y eufórica a una de malestar.- Me alegró por ti.- dijeron al mismo tiempo sin sentir realmente lo que decían.

-Gracias.- contestó Lily sin cambiar de ánimo ante la amarga felicitación. O no lo había notado, o le daba igual su reacción.

Peter se puso de pie y abrazo a la pelirroja. Lily siempre había sido buena con él, le ayudaba con lo que no entendía, así que felicitarla y apoyarla era lo menos que podía hacer.- me alegro por ti, Lestrange es un hombre afortunado.- La sonrisa de Lily se intensificó y los gestos amargos de James y Sirius también.

Era de dominio público la relación de Lily Evans y Rabastan Lestrange, todo Hogwarts había estado presente cuando su relación se dio a conocer. Tanto Sirius como James no estaban muy de acuerdo con ese noviazgo, pero al estar saliendo con una serpiente, no tenían muy buenos argumentos para ponerse en contra.

La noticia tomó por sorpresa a toda la escuela, nunca se imaginaron que esos dos estuvieran en ese tipo de relación. Fue un shock para quienes en secreto amaban al heredero de los Lestrange. Aún después de unos días, seguían las habladurías y malas caras, muchos sangres puras no estaban de acuerdo con esa unión; una sangre sucia y un sangre pura nunca debían relacionarse. Pero todo ello sólo quedaba en habladurías, ya que nadie se atrevía a molestar a Lily sin temer a los amigos de esta, a Rabastan y muy a su pesar, con los amigos del Slytherin… echarse de enemigos a varias de las familias más poderosas del mundo mágico era un suicidio social.

Peter tenia tantas preguntas en su cabeza, aun no le cabía entender que le veían a las serpientes, eran arrogantes, presumidas, orgullosas, prepotentes, maliciosas y vanidosas… aunque pensándolo bien, sus amigos eran iguales. Un gran misterio se abrió paso en la cabeza de Peter.

-¿Qué hacen?.

Nuevamente fue sacado de sus profundos pensamientos cuando el resto de sus amigos arribo a la sala. Los chicos se acercaron a ellos y tomaron asiento en los sofás alrededor de la chimenea.

-¿Qué hacían? Se les veía una cara como la que se hace cuando chupas limón.- bromeo Arthur.

-No les hagas caso.- Lily tomo asiento aun lado de Remus.- están así porque les dije que iré al baile con Rabastan.

James y Sirius rodaron los ojos, mientras tomaban asiento aun lado de la silla donde se encontraba Peter.

Remus que estaba a su lado, la abrazo.- Enhorabuena, Lily.

-Gracias Remus.

-Es cierto, Rodolphus me lo conto hace rato.- Frank le sonrió con calidez. De todos ellos, él era el más amable, seguido muy de cerca por Arthur y Remus.

-Hey, Hey, Hey… espera un momento.- Sirius levanto su brazo con la palma de la mano de frente.- ¿Rodolphus? ¿Desde cuándo tuteas a esa serpiente?

-Siempre lo ha hecho, canuto.- las miradas se colocaron en Remus.- desde que vamos en cuarto año lo hace, es un tanto lastimero que no te hayas dado cuenta.

¿Darse cuenta? ¿Cuarto año?... en ese entonces Sirius estaba más preocupado por atrapar “compañeros”, que fijarse como sus amigos llaman a sus enemigos.

-No seamos tan duros con Sirius, yo tampoco me había dado cuenta de que Frank llamaba al Lestrange menor por su nombre hasta hace rato cuando lo invito al baile.

Silencio.

-Arthur, creo que debes trabajar con la sutileza.- aconsejo Lily al ver la cara que habían puesto Sirius y James.

Peter se hundió en el sofá y suspiro resignado; sus amigos eran muy atractivos así que era lógico que fueran a encontrar pareja para el baile en poco tiempo… Ahora solo somos Remus, Arthur y yo.

-¿Por qué? Solo dije la verdad.- a veces se preguntaban si Arthur disfrutaba con dar noticias impactantes.- por cierto, invite a Ethan y aceptó.- si, lo disfrutaba. Las quijadas de Sirius y James estaban totalmente abiertas por el asombro, mientras el pelirrojo sonreía feliz de la vida.

¿Se podía sentir más miserable conforme el día avanzaba? Si.- mmm y tú ¿Remus?.- era mejor saberlo ahora que la miseria estaba a orden del día.

La mirada del castaño se instaló en él, sonriendo contesto.- Aun no tengo con quien ir, nadie me ha invitado.- eso era una gran mentira. En el transcurso del día, había rechazado como mínimo unas veinte invitaciones para el baile, no es que no quisiera ir, simplemente la persona que quería que lo invitara aun no lo hacía… y quizás nunca lo haría.

Peter se sentía mejor al saber que no era el único sin pareja. No dudaba que pronto habría un sinfín de propuestas para Remus, después de todo era muy guapo, inteligente y amable. Y cuando eso pasará, tendría que empezar a pensar a quien invitar… era encontrar a alguien o afrontar el castigo de Dumbledore.

 

 

Notas finales:

Espero que les haya gustado, y que me digan que les pareció, si debo hacer un cambio o algo por el estilo lol

 

Nos estaremos leyendo pronto, cuídense (^-^)/


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).