Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Amor fraternal por TrafalgarRomi

[Reviews - 20]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

En vista que mi amiga Siv (Ruffus)subió su historia de esta pareja quise hacer lo mismo.El IchiSan dominará el mundo >:3

Amor fraternal


o


Echaba de menos a su tripulación,cocinar,pelear y reírse con ellos, pero sabía que su decisión era la mejor para todos, no obstante, su corazón parecía no entender, porque aún le dolía todo lo que estaba pasando.


Sin pensarlo mucho abrió un pequeño frigobar que tenía en su habitación y tomo una botella de whisky, nunca le había atraído mucho el alcohol pero quería olvidarse de aquel dolor devastador que lo consumía. Acercó la botella a sus labios y bebió.


“Por la tripulación de los sombreros de paja” dio un sorbo.


“Por Nami y Robin”, otro más.


“Por el Baratie” y otro.


“Por el maldito viejo”, que mal le sabía


“Por mi bella madre...” Aún así era lo único que podía hacer para tratar de mitigar su tristeza “Y por mi linda Pudding”


Aquella noche se había rehusado a cenar con su desagradable "familia" por lo que tenía el estómago vacío y ya había ingerido un poco mas de media botella de aquel licor tan dulce y amargo a la vez, de pronto vio las luces de las lámparas algo más brillantes y optó por cerrar la botella y dejarla en el piso, sentándose en la cama.


Su garganta le ardía, necesitaba agua, de pronto escuchó la puerta abrirse, rogaba que fuera alguna criada, sin embargo no fue así, se trataba de uno de esos bastardos que seguro había venido a golpearlo o a reírse de él.


El mayor de sus hermanos cerró la puerta con llave, traía una bolsa consigo.


"¿Que es lo que quieres?, no te he llamado" gruño el menor tratando de ponerse en pie en vano porque sus piernas no le respondían bien.


"Parece que alguien estuvo bebiendo. ¿Cuantos dedos ves aquí?"


"Noo...soy ningún mocoso...vete"


"Necesitas agua...te daré un poco"


"N-no quiero tu.. lástima"


"Yo le llamaría amor fraternal", respondió el de gafas con una sonrisa, dirigiéndose a la pequeña maquina y extrayendo una botella de agua, pero no le dio el agua sino que él la bebió.


"Dame mi agua maldito…"


"Tomala si puedes", se burló sosteniendo la botella sobre su cabeza.


Haciendo esfuerzo Sanji se incorporó y trato de quitársela pero el otro era más rápido y él no estaba en sus mejores facultades, de repente Ichiji bebió un sorbo y con su otra mano tiro de la ropa del menor logrando que este acercase su rostro para así poderle dar el líquido que tanto anhelaba ,a la vez que le robaba un beso.


"Infeliz...¡No me gustan esta clase de juegos!...¿Porque hace tanto calor aquí?"


"Puedo ayudarte", le susurró al oído.


"¿Que vas a hacer?"


"Nada que no vaya a gustarte", fue todo lo que dijo antes de quitarle la capa.


Por alguna razón el aroma del perfume de su hermano mayor le agradaba, pudo sentir un leve cosquilleo al notar los labios del contrario sobre su cuello y uno más fuerte al sentirlo lamerlo.


"Apártate"


"No...sé que también lo estas disfrutando o no estarías así",contesto descaradamente poniendo sus dedos encima del bulto que se estaba formando en los pantalones del rubio menor.


"Ah...Es por el alcohol...además tu me detestas, cuando eramos pequeños eras muy cruel conmigo"


"Te haré olvidarlo todo esta noche, sólo dejate llevar" el de cabello más corto no sabía bien que hacer, su mente le decía que no era correcto, pero su cuerpo seguía reaccionando y esta era esta la primera muestra de atención en medio de la soledad que había sentido últimamente.


El más alto se quito la camisa dejando expuesto su bien torneado torso, ese desgraciado tenía más músculos que él.


"¿Te gusta lo que ves?"


"No estaba mirando" El mayor comenzó a bajarse los pantalones y la ropa interior, dejando ver su grande, hinchado y ya completamente erecto miembro.


Por alguna la boca del menor comenzaba a salivar, en vez de sentir la repulsión o miedo habitual se estaba excitando. El primogénito tomó la bolsa que había traído y saco de ella un vestido rosa muy corto y una peluca.


"Quítate la ropa", le ordenó.


Con la poca precisión que le quedaba y muy lentamente el hermano menor obedeció. Se sentía algo avergonzado pues su cuerpo no tenía los músculos tan marcados como los del otro. Ichiji le colocó la prenda y la peluca, Sanji se sonrojo un poco por aquella acción.


"Voy a hacerte mío", le dijo en un tono de voz grave y susurrada.


Lo puso boca abajo en la cama apoyado solo en sus rodillas, para luego colocarle las muñecas detrás de su espalda conectando sus brazaletes mediante una un conjunto de eslabones de oro, se tomó la libertad de ponerle un collar con cadena en el cuello, el frío metal haciéndole sentir escalofríos.


Pudo sentir el peso del mayor haciendo presión en el colchón, para que luego sin previo aviso tirase de su collar.


"No tienes idea de lo adorable que luces", le dijo al oído para después morderle el hombro dejándole una marca. A continuación pudo sentir uno de los dedos del mayor introducirse en su interior, lubricándolo con una sustancia viscosa.


"Nnnnhhh" gimió.


"Eso es...", de pronto sintió algo extraño penetrarlo ese algo vibraba.


"Ahh", la mano que no sostenía el juguete se dirigió a la erección del más joven subiendo y bajando con rapidez, generándole doble placer.


"¿Te gusta?"


"Ah ah nnnnn ahh" Tal vez era el alcohol pero todo se sentía borroso cual espejismo o un sueño del que aún no quería despertarse, el mayor se detuvo y también le retiro el mojado dispositivo de su interior.


“Ya que no me respondes no sé si quieres más o no"


"P-porfavor",le insistiósonrojado


"¿Más qué?"


“Por favor....Ichiji-niisan"


"¿Que más?"


"Quiero sentirte dentro de mí, me he portado mal así que castigame" Súbitamente sintió un azote en uno de sus muslos, volteo un poco el rostro y observo que el mayor tenía un látigo con el cual le marcó las piernas y glúteos repetidas veces, mientras que él solo podía gemir.


"Más" El mayor se deshizo de su azote colocándolo en un sofá y le separó las piernas arrodillándosedetrás.


"Ahhh!", exclamó al sentir la magnitud de su falo dentro, muy despacio lo retiró para luego entrar con fuerza.


"Ah~!", en segundos había encontrado el punto exacto y aprovechando esto siguió embistiéndolo.


"Sí es ahí, justo ahí"


“Que estrecho", el mayor no podía evitar gruñir ante el placer que le generaba que aquellas húmedas y apretadas paredes, lo aprisionaran como succionándolo,tiro nuevamente del collar mientras que con su otra mano sostenía la cadera del menor para estabilizarlo mientras seguía con sus estocadas.


El rostro de su hermano menor estaba a escasos centímetros del suyo y sus ojos lo miraban sumidos en la lujuria.


Cerró el espacio que los separaba y le lamió los rosados labios que no dudaron en abrirse permitiendo así que sus lenguas se encontraran, a la vez que tomaba uno de sus endurecidos pezones entre sus dedos y comenzaba a masajearlo hábilmente entre su índice y su pulgar.


"No pares" , la múltiple estimulación y la sola idea de su hermano mayor dándole tan duro mientras que él usaba aquella prenda eran demasiado para el tercer príncipe.


"Hah creo que ahh voy ah...."


"No te contengas"


"Hermano~" Sanji arqueó su espalda al tiempo que un delicioso espasmo lo recorría, lo cual hizo que ajustara aún más el pene de su hermano mayor provocando que con una embestida final este llegase al orgasmo simultáneamentellenándolo de su esencia.


El mayor de los dos le retiró las cadenas y también aquella indumentaria dejándolodesnudo y lo recostó en la cama, con el dorso de su mano recogió aquella espesa sustancia y la lamió mientras lo miraba fijamente, al terminar se puso de pie dirigiéndose al tocador para traer una paño húmedo con el cual lo limpió suavemente, desechándolo luego en una papelera.


Por último recogió la botella de agua, sirvió un vaso y lo tomó, sirvió otro pero este se lo acercó a Sanji quien lo bebió de un solo trago.


"Gracias", se lo devolvió a lo que el contrario lo puso sobre una mesita. Ichiji apago las luces


“Ya se va”, pensó el pirata, después de todo no tendría porque quedarse y a él no le importaba en lo absoluto, sin embargo sintió las sábanas cubrirlo, luego la cama se hundió levemente, ese agradable aroma embriagándolo otra vez y el calor del aquel cuerpo muy cerca.


El mayor tomó una de sus lastimadas muñecas y la rozó con sus labios. "Buenas noches Sanji", susurró extendiendo uno de sus brazos. El menor entendió el gesto y tímidamente colocó su cabeza encima, acomodándose de tal forma que su rostro colindara con el pecho del mayor quien lo rodeo con su otro brazo, y así se quedaron dormidos...


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).