Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

¡Te Tengo! por Liss83

[Reviews - 0]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Esta historia es una adaptación de la serie de Marvel para Disney “Falcón y El Soldado de Invierno” y se concentrara en las escenas donde aparecen estos dos personajes

Notas del capitulo:

Capitulo basado en el Episodio 2 de la Primera Temporada de la serie de Marvel para Disney "Falcón y El Soldado del Invierno"

Sam bajaba las escaleras para subir al avión que lo llevaría a su misión en Tunes, cuando vio el cuartel. Había sentido que el legado del Capitán América era muy grande para sus hombros y hacia unos días había regresado el escudo al gobierno. Aun escuchaba su conversación con Steve Rogers cuando le había confiado su emblema

 

 

 

-          Se siente como de otra persona – le había confesado Sam

-          Pero no lo es – fue la respuesta sonriente de Steve

 

 

 

Respiro hondo y trato de convencerse que fue la mejor decisión. Sigo su camino y al llegar a la planta baja, él lo esperaba.

 

 

 

-          No debiste devolver el escudo – dijo Bucky acercándose a él con paso seguro

-          Si, que gusto verte Buck – dijo el moreno extendiéndole la mano pero al ver que el otro no se la estrecho, Sam siguió su camino

-          Es un error – dijo Bucky

-          Hey, hey – dijo Sam – estoy trabajando, así que tu indignación tendrá que esperar

-          ¿no creíste que eso iba a pasar? – pregunto Bucky

-          No – dijo Sam – claro que  no pensé que eso fuera a pasar. ¿Crees que no me rompió el corazón que lo llamaran y lo presentaran como el nuevo Capitán  América?

-          ¿Ya hablaste con Steve? – pregunto Bucky

-          No me contesta – dijo Sam – además ¿qué quieres que haga Buck? ¿Qué llame al gobierno y que diga que cambie de opinión? – exhalo para luego abrazarlo – me dio gusto verte amigo. Cuídate

-          ¡No tenías derecho de devolvérselos Sam! – reprocho el sargento

-          Oye – dijo este deteniéndose y mirándolo fijamente – te diré lo que no harás. No vendrás con tu vida sobre extendida a hablarme sobre mis derechos. Se acabó Bucky. Además tengo cosas más importantes que hacer

-          ¿Qué puede importar tanto? – susurro este

-          Míralo – dijo Sam mostrándole una foto en su celular – tiene conexiones con organizaciones rebeldes en toda Europa Oriental y Central y es fuerte

-          ¿Y qué?

-          Está conectado con un grupo en línea llamados los Flag-Smashers – dijo Sam – Redwing lo rastreo hasta un edificio no muy lejos de Múnich, así que allá es donde voy

-          Pues no confió en él – dijo Bucky tomándolo del brazo, pero al instante lo soltó. Llevaba demasiado tiempo sin sentir eso.

-          Debo investigar – dijo intrigado Sam mientras lo miraba fijamente – algo me dice que puede ser parte de los tres grandes

-          ¿Cuáles tres grandes? – dijo Bucky intrigado

-          Los tres grandes – dijo Sam

-          ¿Cuáles tres grandes? – repitió Bucky mas intrigado aun

-          Android, alienígenas y magos – dijo Sam como si fuese una obviedad

-          Eso no existe – dijo Bucky desconcertado

-          Pero por supuesto que existe – dijo Sam

-          No, no existe – dijo Bucky como si le hablase a un niño

-          Siempre que peleamos es contra uno de ellos

-          ¿Y a quien combates ahora Gandalf? – pregunto Bucky sarcástico

-          ¿Cómo sabes de Gandalf? – dijo Sam desafiante

-          Leí el Hobbit – dijo Bucky – en el 37´. Cuando lo publicaron

-          ¿Entonces ves lo que digo?

-          No – dijo Bucky – de hecho no. No hay ningún mago

-          El doctor Strange

-          Es un hechicero – corrigió Barnes

-          Exacto – dijo Sam sonriendo triunfal – un hechicero es un mago sin un sombrero. Solo piénsalo. Lo acabo de inventar, no importa. Me encanta

-          Iré contigo – dijo Bucky siguiéndolo

-          Claro que no

 

 

 

Media hora después haciendo duelos de miradas en completo silencio, Sam se lanzaba en paracaídas de un avión en movimiento, mientras y malhumorado Bucky se lanzaba en sin el artefacto, debiendo caer sobre su brazo

 

 

 

-          Tengo todo eso en video – dijo Sam  con una sonrisa por el intercomunicador

-          Cállate – gruño el sargento

 

 

 

El lugar era una especie de bodega abandonada. Bucky fue el primero en entrar seguido de su A.I., Redwing

 

 

 

-          Otra vez tienes esa mirada – dijo Sam mientras miraba su pantalla – ahí están

-          ¿Dónde está él? – pregunto Bucky

-          No lo sé. Pero creo que contrabandean armas

-          Es lo más seguro – respondió Bucky –. Solo hay un modo de averiguarlo. La solución es obvia, hay que tomarla

-          No somos asesinos – dijo Sam deteniéndolo

-          Te veo adentro – dijo Bucky zafándose –, o no

-          Ya cálmate. Estaba bromeando – dijo Sam en voz baja mientras sonreía – no te vayas

 

 

 

No era la primera vez que lo sentía. Una especie de corriente que recorría el cuerpo cada vez que entraba en contacto con ese hombre. Le había pasado en sus días de fugitivos por los acuerdos. Aquellas veces lo había atribuido a la adrenalina de esos días. Pero… ¿Y ahora? Sabía que Bucky estaba consiente que los tiempos habían cambiado, pero suponía que no debía ser fácil para él ese tipo de interacción, después de todo, el sargento venia de hacia noventa años atrás, pero tampoco lo podían evadir, y tarde o temprano debían de hablarlo

 

 

 

Ya habían pasado dos años desde que habían peleado con Thanos, el mundo ya no era el mismo, y era obvio que tantos cambios desubicarían al hombre. El propio Sam que seguía en la época en la que había nacido y crecido, que aún tenía a su familia y a sus amigos de siempre, se sentía desubicado, se imaginaba lo difícil que debía ser para Bucky estar ahora sin Steve. Su amigo. Su hermano

 

 

 

-          Mira – dijo Sam por el intercomunicador –, pasas un tiempo en Wakanda y te conviertes en una pantera blanca

-          De hecho – dijo Bucky – sin dejar de caminar sigilosamente – es lobo blanco

-          ¿Qué? – dijo el moreno sorprendido

-          Listo – dijo Bucky escondiéndose detrás de unos estantes – me infiltre. Te llevo ventaja. no es gran cosa, pero es muy fácil – sin embargo al mirar hacia atrás vio a Sam parado a su lado - ¿Cómo…? Hay que entrar

-          No, hay que esperar

-          Tengo un brazo de vibranio – dijo Bucky

-          Y yo puedo volar – replico Sam – espera. Quiero saber si hay…

-          Solo hay dos personas – dijo Bucky

-          ¿Solo ves dos personas? – dijo Sam – veamos que encuentra Redwing – activando los sensores de calor – oh mira ¿a cuantas vez ahora?

-          Cuatro. Cinco – dijo Bucky molesto – y son fuerte también. Vamos por ellos

-          No, no espera, idiota – dijo Sam forcejeando un poco

 

 

 

No le quedó otro remedio que agarrarlo de la chaqueta y jalarlo contra su cuerpo, dejando su cara a milímetros la una de la otra, sintiendo el aliento contrario. Sus miradas se cruzaron mientras sus respiraciones se aceleraban. La voz de uno de los terroristas los saco de su ensoñación cuando el camión se iba. Sam escaneo el vehículo y detecto una octava persona, por lo que ambos salieron corriendo detrás de camión

 

 

 

Bucky llego primero al camión en el que estaba la rehén y se dio cuenta que habían robado medicina, pero mientras le informaba Sam, la supuesta rehén lo ataco haciéndolo volar fuera del camión para chocarse contra el venia atrás. La chica salto hacia el otro camión mientras dos de sus compañeros subían a Bucky al techo y Sam sobrevolaba tratando de ayudar a su compañero. El dron de Sam ataco a la chica pero esta lo tomo y lo estrello contra su rodilla

 

 

 

-          Siempre quise hacer eso – dijo Bucky pero uno de los hombres que lo sujetan lo tira al suelo de un derechazo. Sam llego y de una patada derribo a la líder que de un salto se pone de pie y ataca al Falcón

-          Gracias por unirte a la pelea Sam – grita Bucky atacando a los otros dos hombres

 

 

 

La chica del grupo lanza a Sam hacia el techo del otro camión, uno de sus compañeros va a atacarlo mientras esta en el piso, cuando aparece un helicóptero y desde él sale volando el escudo del Capitán América derribando al agresor de Sam. En la pelea Bucky cae del techo del camión y por poco va a dar a las ruedas de este sujetándose de un tanque.

Sam sobrevuela y baja a la altura de su compañero

 

 

 

-          Esa niña te pateo el trasero – le grita Sam en broma enfureciendo a Bucky que estaba a punto de caer entre las ruedas del camión

 

 

 

Sam replegó sus alas y se lanzó hacia Bucky justo a tiempo para atraparlo gritándole “te tengo” antes que los dos caigan hacia un lado de la carretera girando varias veces antes de detenerse

 

 

 

-          Pudimos usar el escudo – dijo Barnes a centímetros del rostro de Sam que lo abrazaba por la cintura

-          Quítate de encima – dijo Sam forcejeando

-          Entonces suéltame – respondió Bucky antes de ser empujado hacia un lado – Todos eran súper soldados Sam

-          Lo sé – dijo Sam pero ninguno se quiso mirar

 

 

 

Dos horas después ambos hombres caminaban por una carretera solitaria en completo silencio. No solo habían perdido una pelea, también estaba ese momento cuando cayeron del camión. Esa cercanía que se suponía que debía haber sido incomoda, tanto como el silencio en el que se encontraban, pero no era así

 

 

 

-          Lamento lo de Redwing – dijo Bucky

-          No es cierto – protesto Sam - ¿qué ocurre en ese cerebro de ciborgs que tienes? – pregunto después de unos minutos

-          Está calculando – dijo Bucky haciendo reír a su compañero

-          ¿sabes qué? – dijo Sam – puedo verlo desde aquí. Puedo ver los engranajes girando. Ops empiezan a fallar, se apagan. Si, están en llamas

-          Hay que averiguar de dónde proviene el suero – dijo Bucky

-          ¿si? – dijo Sam – ¿Y cómo es que ahora, después de 80 años hay ocho super soldados por ahí sueltos?

 

 

 

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).