Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

The Story por Lavi Ookami

[Reviews - 3]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Este Fanfic se basa en una historia inventada por una amiga y por mi

Comentarios y demás: elisanefisto@hotmail.com

^^

Nunca me pregunten porque pasó... Pasó y ya... Fue su culpa... Si no fuera tan rematadamente sexy e inconscientemente provocativo no hubiera querido tocar esa hermosa y pálida piel suya, ni perderme en sus enormes y expresivos ojos violetas, o aventurarme dentro de ese traje, que no le quitaba nada de encanto, al contrario, solo lo hacía verse más inocente...

 

(se escucha un suspiro leve que rebela cansancio y a la vez resignación)

Deacuerdo, no fue del todo su culpa... También fue culpa por no poder controlarme...

(se enciende una luz y debajo de ella aparece un joven, de cabello negro, largo dispuesto en varios mechones, rebelde pero lacio, piel levemente bronceada por la exposición al sol, ojos de un profundo color azul y con eterna mirada seductora, ya se consciente o inconcientemente, delgado, de estatura alta, vestido con una gabardina negra, una bufanda azul unos tonos más clara que sus ojos, pantalones negros un tanto ajustados, zapatos negros y parado de forma algo retadora, con las piernas levemente abiertas pero rectas del todo, una mano en la bolsa del pantalón y la otra colgando a un lado de la pierna contraria)

Me encantaría decir que es un placer conocerlos... Pero no puedo verlos en realidad, así que... Mejor omitamos eso.

(sonríe levemente)

Se preguntaran de quien estoy hablando y quien soy, ¿no es cierto? El saber mi nombre puede no decir mucho de mi en realidad...

(mientras habla se encienden más luces detrás de el dejando ver una oficina, un escritorio de madera oscura, una computadora portátil abierta sobre este mismo, una silla de cuero negro, varios anaqueles con papeles ordenados sin mucho interés, un pequeño bar también de color negro con 2 sillas, las paredes son de cristal, el cual deja ver un cielo de un claro color azul y con escasas nubes blancas que se deslizan con pereza por el mismo, el suelo es de madera de color claro que contrasta con lo demás)

Pues les contaré mi historia... Puede que a algunos no les agrade y otros más piensen que es una ridiculez, pero seré sincero

(se inclina levemente hacia adelante con una expresión completamente seria)

No me interesa lo que piensen, lo haré de todos modos

(vuelve a enderezarse con una sonrisa ladeada en los labios, da media vuelta y se dirige hacia la silla de cuero en la cual se sienta)

Todo comenzó en este mismo lugar... En esta oficina... Si se preguntan en que trabajo, soy el dueño de una empresa, no pregunten de que es o cosas de ese estilo porque no entra al tema

(sube los pies y los recarga en la orilla del escritorio inclinándose hacia atrás sobre la silla)

Bien, ahora, comenzaré mi historia... Y la suya...

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

 

(suena un despertador, rompiendo la oscuridad de la mañana y de la habitación, una mano se estira de debajo de las sabanas para apagarlo y al hacerlo queda colgando a un lado de la cama, se escucha un leve bostezo y la misma mano que colgaba hace un momento levanta las sabanas dejando descubierta a la persona recostada en la cama, esta se sienta y se estira levemente antes de levantarse para ir al baño mientras se intenta arreglar el cabello con las manos, llega frente al espejo y se mira a si mismo: tenia un leve rastro de barba negra alrededor de la mandíbula y en las mejillas.)

Debo rasurarme antes de ir al trabajo...

(se dijo a mi mismo y siguió auto-evaluando su imagen: los ojos azules que tenían leves ojeras debajo de los parpados por no dormir lo suficiente, los mechones de cabello negro y rebelde despeinados más de lo normal, los hombros delgados pero fuertes. Concluyó que hoy se veía tan normal como cualquier otro, abrió el grifo del agua y se lavó la cara para terminar de despertar)

Dios, el agua esta muy fría...

(tomó la toalla que estaba a un lado y se secó la cara para volverla a colgar donde estaba. Se dirigió de regreso al cuarto para abrir la ventana y tomar un cambio de ropa limpia, regresó al baño y se desvistió, abrió la llave del agua caliente y entró en el chorro, no tardó más de 20 minutos en bañarse, salió y tomando la misma toalla con la que se secó la cara, se quitó el exceso de agua que aún tenía sobre el cuerpo, arrojó la toalla a la ropa sucia, se rasuró rápidamente con cuidado de no cortarse por accidente y se vistió: zapatos negros, traje de color azul marino, camisa blanca y sin corbata, pasó por la cocina para tomar una manzana de un frutero y la mordía mientras tendía la cama rápidamente, se la acabó, tiró el corazón a la basura y se lavó los dientes mientras se terminaba de abrochar los botones de la camisa, miró su reloj, aún era temprano, tomo sus llaves y salió de su departamento, cerró la puerta y bajo los 5 pisos hasta el recibidor por las escaleras, salió con paso calmado hacia la calle, subió a su auto, lo arrancó y se alejó sumiéndose en el trafico de la mañana)

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

 

(miraba fijamente el techo de color blanco, estaba recostado en su cama con los ojos completamente abiertos y expresión ausente)

Rayos... No puedo creer que no lograra dormir....

(bufó enfadado y se levantó de un salto, importándole poco que las sabanas cayeran al suelo por el movimiento)

De haberlo sabido me hubiera ido de fiesta ayer...

(se quejó en voz alta sin dirigirse a nadie ni nada específicamente dentro de la pequeña habitación en la que vivía, se dirigió a la cocina y buscó algo para comer, encontró un poco de jugo y pan y eso desayunó sin pensar en nada durante unos minutos)

Hoy es... debe haber sido por eso que no dormí... Por los nervios...

(suspiró y decidió comenzar a arreglarse, la entrevista era hasta dentro de 2 horas casi, pero prefería llegar temprano y causar buena impresión a llegar patinando en el último minuto. Tomó su único cambio de ropa además de un par de conjuntos que usaba siempre y se dirigió al baño para tomar una ducha rápida con agua helada. Salió al poco tiempo y al no tener toalla se conformó con sacudirse el cabello con las manos y dejar que su piel absorbiera el agua con el tiempo, se lavó los dientes con la vista fija en el pequeño espejo que tenía enfrente: piel pálida, ojos violetas, cabello platinado, rostro delgado y expresión seria. Se vistió y procuró lucir lo más decente que pudo. Se peino el cabello hacia atrás, se arregló el traje de color grisáceo, y procuró no parecer nervioso. Salió una hora antes de lo que debía pero pensó que perdería mucho tiempo tan solo en llegar, era casi al otro lado de la ciudad y no tenía auto ni dinero para el transporte público. Se fue confundiéndose con el gentío de las calles, caminó rápidamente y con la vista fija en el cielo que comenzaba a nublarse, rogaba porque no lloviera porque si no terminaría como perro mojado y ese era su único traje, no podía darse el lujo de estropearlo. Como si el destino quisiera hacerlo sufrir, cuando iba a medio camino comenzó a caer una lluvia muy leve. Maldijo para si mismo y comenzó a correr mientras la lluvia cobraba fuerza)

¡¡¡Maldita sea porque hoy...!!!

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

 

(llegó a la oficina antes de comenzara a llover, se estacionó, puso alarma a su auto y caminó hacia el elevador que estaba en el centro de la recepción, saludo a varias personas en el camino, la mayoría empleados y alguno que otro amigo o socio. Entró al elevador y accionó el botón del último piso, esperó a que las puertas cerraran y miró su reflejo en las puertas metálicas mientras escuchaba distraídamente la música de fondo. Una leve sacudida de afirmó que había llegado al último piso y una voz femenina del elevador agradeció por haber sido utilizado mientras las puertas se abrían. Salió rápidamente y se dirigió directamente a su oficina correspondiendo saludos e ignorando miradas y comentarios, entró a su oficina y cerró las puertas silenciosamente, se dirigió a su silla y se quitó el saco, lo puso en el respaldo de esta y se sentó para ver la lluvia caer mientras llegaban los candidatos a entrevistas de trabajo de ese día.)

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

 

(cuando llegó al edificio estaba empapado, escurriendo completamente y temblaba de frío, maldijo su suerte mientras se quitaba el saco y lo sacudía para escurrirlo un poco)

De todos los malditos días de este mes tenía que llover HOY, no pudo ser otro día, a fuerzas HOY.

(susurraba enfadado mientras se veía a si mismo, parecía un perro mojado, justo como el imaginaba, suspiró con tristeza y pensó en retirarse, estuvo a punto de hacerlo hasta que una voz le llamó la atención, una chica joven estaba llamando a los que acudían a entrevistas ese día, indeciso se acercó a ella junto con otros 3 chicos)

Chica: son todos?
Disculpa... me atrapó la lluvia... (dijo avergonzado)
Chica: no te preocupes, solo presenta tu entrevista, deacuerdo?

Deacuerdo... (dijo algo extrañado)
Chica: si son todos síganme por favor (comenzó a caminar y los 3 chicos que iban, incluido el, la siguieron hasta un elevador, los llevó al último piso y los sentó en una sillas por turnos)

Chica: esperen a que el jefe los llame (dijo y desapareció)

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

 

(comenzó a llamar a los candidatos uno por uno, hablaba un momento con ellos mientras miraba su comportamiento y leía sus expedientes y demás. Ninguno lo convencía: uno hablaba mucho y tenía poco cerebro, otro era tan tímido que de tan solo verlo casi salió corriendo y no habló en toda la entrevista y el otro era de esos típicos chicos que solo quieren acostarse con todos en la oficina, preferentemente con el jefe, cosa que le desagrado de sobremanera, cuando los despidió a todos les dijo que los llamaría para darles la buena o mala noticia. Miró al último salir por la puerta y suspiró cansado, se frotó las sienes para relajarse y llamó a la chica que estaba encargada.)

Son todos? (susurro apenas)
Chica: no jefe, falta uno... pero...
Hazlo pasar (dijo rápidamente cortando las palabras de la joven y cortó la comunicación, se recostó en la silla y miró fijamente la puerta)

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(la chica se acercó a el mientras este trabaja de arreglarse el despeinado cabello)

Chica: el jefe dice que pases

(la miró sorprendido, ¿con ese aspecto y que pasara? se levantó nervioso) ¡pero si estoy tomo mojado!

Chica: (levantó y dejo caer los hombros con cansancio y señaló un par de puertas) te está esperando (dijo y se alejó)
(tragó saliva y miró las oscuras puertas de madera, se colgó el saco sobre el hombro y decidió entrar, tomó aire y abrió una puerta, entrando decidido)

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

 

(volteó al escuchar la puerta abrirse, se había distraído mirando unas aves pasar, estudió con la mirada al joven que entraba, parecía modelo, excepto por el traje mojado, pero todo el irradiaba energía, además, tenía un cabello color blanco platinado que hacía difícil adivinar si era pintado o no y unos enormes ojos violetas, le costó un poco de trabajo apartar la vista del joven y se enderezó en su silla)

Adelante, siéntate por favor (dijo y esperó a que el chico se sentara)

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

 

(miró a quien estaba sentado en la silla donde, suponía, debía estar el jefe. Había un joven de cabello negro pero de un color negro inusualmente oscuro, ojos de un azul intenso y una cara de chico de revista o por lo menos rico. Tragó saliva nervioso y se sentó en la silla que le ofreció)

D-disculpe mi apariencia... me atrapó la lluvia...

(vió como el “jefe” sonreía levemente)

 

Jefe: no importa (sonríe levemente tragándose la risa y al mismo tiempo sintiendo lástima por el chico) ¿Te parece si comenzamos?

Si (dice decidido)

Jefe: porque quieres el trabajo

Siempre quise ser el asistente de alguien

Jefe: (lo miró algo serio) ¿Te gusta lamer botas?

No, dije ser asistente, no ser esclavo

Jefe: (sonrie) Bien, ¿cuando podrías empezar?

(lo mira asombrado) me está dando el trabajo?

Jefe: si no lo quieres puedo llamar a alguno de los otros chicos que vinieron más temprano....

¡No, espere!

Jefe: (se detuvo antes de levantar el teléfono) ¿si, que pasa?

Lo tomare... (sonríe tímidamente)

Jefe: perfecto, ¿puedes comenzar hoy?
Uhm... claro

Jefe: bien, primero, ¿podrías traerme un café?

(se levanta) como lo quiere

Jefe: negro y con un poco de crema

Está bien (va hacia la puerta y se detiene) disculpe jefe... ¿Como se llama?

Jefe: Kyouya Black (le sonrie)

(asiente y sale de la oficina)

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

 

(lo mira irse y deja de disimular lo acelerada que estaba su respiración) dios... (trata de calmarse, extrañado por su reacción, el estaba acostumbrado a sentirse atraído, pero no por muchachos que acababa de conocer, se levantó y se dirigió al baño a mojarse la cara)

Cálmate... Debe haber una razón coherente para esto...

(pero algo en su mente se lo dijo al instante, la razón era muy sencilla: le gustaba. ¡Pero ni siquiera sabía como se llamaba! Recordó y eso le provocó un ataque de risa, se lo preguntaría cuando regresara con su café. Regreso a su silla y se sentó, como no tenía nada que hacer se quedó pensando un momento mientras veía por la ventana, en algún momento su mente divagó y por un instante se imaginó al chico sonrojado, jadeando, sollozando un poco, debajo de el, pidiéndole que se detuviera... Sacudió la cabeza y la imagen se desvaneció de momento pero volvía una y otra vez)

No puedo creerlo, ¿lo acabo de conocer y ya me quiero acostar con el?

(le dio un nuevo ataque de risa, que extraño se sentía, le hormigueaba la piel y comenzaba a tener calor)

Será mejor que evite siquiera tocar al chico.... Si me descontrolo podría lastimarlo....

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

 

(cuando salió de la oficina no supo si brincar de gozo o correr de pánico. Al ver a Kyouya sintió como la sangre se le subía a la cara y, tenía que admitirlo, se la bajaba a los pantalones. Sacudió la cabeza con terror y caminó hacia el elevador para ir por el café, aunque no tenía idea de donde estaba la cafetería, si esque había una, podía preguntar y si no había iría a una tienda de café cercana y listo. Se quedó pensativo en el elevador y evito pensar en su nuevo jefe, cuando el elevador se detuvo apenas espero a que se abrieran las puertas antes de salir disparado por ellas hacia la señorita que había detrás del mostrador de la recepción.

D-disculpe, ¿el edificio tiene cafetería?

(la señorita negó con la cabeza antes de atender un teléfono que comenzó a sonar de repente)

(bajó la mirada y salió del edificio a buscar una cafetería cercana, encontró una cruzando la calle, entró al lugar y pidió el café, mientras se lo daban pidió una pequeña rebanada de pastel de chocolate, se sentó en una mesa junto a la ventana y comenzó a comerlo mientras miraba la lluvia caer por el vidrio. Lo llamaron cuando estaba listo, se levantó y pidió la cuenta, pagó y se llevo el café y pidió una rebanada del pastel de chocolate para llevarle a Kyouya, si no le gustaba el se la comería. Regresó al edificio, esperó el elevador, subió con cuidado y tocó cuando se encontró frente a las puertas de madera negras de nuevo)

J-jefe... S-soy yo... ¿Puedo pasar?

(escuchó como la voz de Kyouya pronunciaba un pequeño: “Adelante”. Tragó saliva y entró)

Hola jefe, le traje su café y una rebanada de pastel de chocolate, no se si le guste pero si no es así no dude en decírmelo por favor.

(dijo mientras se acercaba al escritorio para darle el pastel y el café)

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

 

(pensó que si le acercaba demasiado se arrojaría sobre el sin control, pero respiró hondo y lo miró acercarse, se veía tan... ¿Como describirlo? ¿Lindo?¿Inocente?¿Provocativo....? Se mordió la lengua para no cometer el error de decir alguna insensatez y solo asintió con la cabeza, asombrado de que además del café le hubiera traído el pastel. “Parece que hice una buena elección después de todo” se dijo a si mismo mientras lo veía colocar el café en la mesa. Recordó de golpe que no sabía su nombre.

Dime, como te llamas chico?

(lo miró mientras el lo volteaba a ver con sus enormes ojos violetas y sonreía un poco avergonzado)

Chico: Me llamo Hidan, jefe Black...

(se asombró un poco por el nombre tan poco usual)

Es un bonito nombre...

(vió como Hidan se sonrojaba levemente y le temblaba la mano al dejar el pastel junto al café)

Hidan: g-gracias jefe Black....

(torció la boca, no le agradaba como sonaban las palabras si el las decía, se inclinó un poco hacia adelante para quedar cerca de su cara y le sonrió ladinamente)

Dime Kyouya...

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

 

(no podía soportarlo más, tenía la sensación de que si se quedaba un segundo más algo más terminaría sucediendo... Y no sería algo necesariamente bueno... Asintió con la cabeza, sonrojándose un poco más de lo que ya estaba cuando le dijo que lo llamara por su nombre de pila: Kyouya... Pero se le figuraba demasiado informal, así que decidió que le agregaría un “san” almenos)

Deacuerdo... Kyouya san...

(algo en los ojos de su jefe le dijo que acababa de cavar su propia tumba....)

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).