Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Te lastimo solo porque te amo por gabinekochan

[Reviews - 66]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

He aquí mi primer fic, agradezco la ayuda de las personas que me dieron consejos para crear este fic.

http://img89.imageshack.us/img89/4664/fromphixrcq.jpg

 

Los personajes e historia base no son de mi propiedad, son de J.K Rowling. Yo solo la modifico para la entretención.

Notas del capitulo:

Acepto criticas constructivas mas no insultos, soy humana y si me equivoco veré que hacer, así que espero que den el respeto que quieren tener.

 

Se encontraban solos con sus piernas entrelazadas, acalorados, desnudos y agitados, todo gracias al acto sexual efectuado hace algunos minutos. Los dos cuerpos yacían sobre una gran cama color café con sabanas blancas, en una habitación-que gracias a Merlín- cambiaba dependiendo del gusto. El moreno de ojos color esmeralda se estaba recostado sobre el pecho del platinado, mirando un punto fijo en la pared.  Los dos jóvenes mantenían un silencio, no incomodo, si no necesario, aun había ciertos temas en los que pensar. Mientras el rubio acariciaba la melena azabache de su amante, pensaba sobre el destino que ya estaba previsto desde su nacimiento, todo por ser un Malfoy. Se repetía una y otra vez en su cabeza que lo que estaba haciendo era necesario para mantener el bienestar de su familia y el de él. Incluso si con sus acciones lastimaba a Harry. Y por si fuera poco, ayudaba a los Mortifagos a entrar al castillo, todo eso le rompía el corazón a Draco pero no tenía la intención de parar.  Y Harry no se lo merecía, él era especial, no como la gente hipócrita a la cual estaba acostumbrado, nadie lo había tratado como él; sus bromas, caricias, palabras e incluso sus insultos, lograban estremecerlo de felicidad. Se juraba una y mil veces que lo liberaría de la vida desgraciada a la cual se tuvo que acomodar para sobrevivir desde la muerte de sus padres, pero una vez más fallaba y  solo lograba lastimarlo más, era una persona despreciable y estúpida, era un Malfoy después de todo.


Mientras el moreno recibía los mimos de su rubio, pensaba en el bienestar de los demás, en como salvarlos a todos de Voldemort y evitar un futuro cruel. Después de todo la profecía le demandaba que lo hiciera, lo cual acepto, después de todo se lo debía a sus padres por morir por él, a su padrino por la culpa y su perdida, y al mundo mágico, no porque les debiera algo, solo porque quería tener un futuro en el cual la gente importante para él estuviera feliz, con la vida propia de un ser humano, sin temor ni represalias. Y claro lo hacía por cierta serpiente presumida, la cual lo había enamorarlo tan fácil que la verdad su fuerza de voluntad daba lástima.


Por el momento  disfrutaban del encuentro que pocas veces tenían, todo gracias a Draco y su manía al “estudio” Claro que ese momento era una sesión de sexo desenfrenado y loco, lo cual era más ardiente si no se veían en una semana, el placer era mayor y  eso a Harry le encantaba, ya que su Draco se esmeraba cada vez más, lo hacía llegar al punto de estremecerse de puro placer y deseo, incluso antes de siquiera desvestirse; todo en si era tan delicioso y excitante, además del cuerpo que se mandaba, lograba ser víctima de miradas lujuriosas en toda ocasión.  


Mientras Harry pensaba en la suerte de tener a esa adonis a su lado, Draco se mataba psicológicamente, diciéndose una y otra vez que era su culpa, que era una persona débil, no tenia lo que se requería como para esta con el elegido, el no era nadie en comparación con él, solo hacia la vida de los demás miserables, que era una deshonra para la familia Malfoy y el mundo mágico, y más cosas que harían que más de uno se cortase las venas de la desesperación. Se sentó bruscamente, quitando a Harry de encima. Estaba cabizbajo y agarrándose el cabello con fuerza y frustración. A lo cual Harry solo lo miro confundido.


El moreno se sentó al igual que su almohada y puso su barbilla sobre  el hombro del otro mientras acariciaba los costados de su abdomen lentamente, esperando algún gesto o respuesta. Después de unos minutos -horas para el moreno- su amante parecía que estaba en trance.


Harry detestaba no ser tomado en cuenta por él — ¡Ey Malfoy, que sigo aquí! — Le pego en la cabeza para que reaccionara — ¡Serpiente rastrera mas te vale que me digas que te pasa o en la vida me vuelvas a tocar! — Harry, abatido se levanto de la cama. Todo observado por el rubio, el cual agarro fuertemente sus muñecas y lo acostó con agresividad en la cama, el quedando sobre el lindo ojiverde. Y -gracias a la magia- amarro las delicadas manos del moreno a la cabecera, dejándolo sin movimiento alguno, también gracias al cuerpo que estaba encima de él, el cual solo le permitía respirar con un poco de dificultad. Draco acerco su rostro al de Harry, el cual esperaba con ansias un beso desenfrenado el cual lo pusiera a mil, por lo cual cerró los ojos pero para su sorpresa solo una risa de burla por parte de Draco le hizo abrir los ojos mirándolo desconcertado. 


Potter eres patético — dijo con una sonrisa de medio lado en su rostro —Es una lástima el no poder tocarte más…— tomo con su mano la cara de Harry con rudeza, obligándole a mirarlo —Tu me perteneces cara rajada, si yo digo suplica como un perro, lo haces, si te digo ponte en cuatro y muéstrame tu culo para empalarte hasta romperte, lo haces — le dijo entre dientes, a lo cual el moreno le iba a replicar entre dolido y molesto, pero fue un intento en vano ya que sus labios fueron presa de un beso rudo el cual provocaba una deliciosa combinación de deseo y lujuria.


El beso era tan demandante que prácticamente se comían el uno al otro, entre mordidas y gemidos ahogados, los dos jóvenes ya se encontraban calientes; el rubio aprovecho eso y después de darle una fuerte mordida en el labio inferior al moreno, se separo relamiéndose los labios.


Delicioso— dijo en un susurro y con vos ronca. Harry quería más que un beso, deseaba que ese cuerpo le tocara, le lamiera y mordiera por todos los lugares que fueran posibles, que le hiciera lo que se le viniera en gana con él. Solo deseaba sentirlo dentro de él, tan fondo como fuera posible, solo así sería suficiente como para sentirse completo. De solo pensarlo  se excitaba cada vez más, sentía su piel quemar al contacto con la otra, sus labios le picaban deseando otro beso como el anterior y claro su pene, deseoso y despierto para ser atendido con prontitud. Todas las sensaciones combinadas solo lograron nublarle la mente dejando atrás al raciocinio, por lo cual en un fallido intento trato de desatarse desesperadamente ante la vista y risa del otro.


— Estoy preparado para ti Harry, espera y suplica por tu premio — le dijo susurrándole al oído, a lo cual el moreno se estremeció por el calor dado por el aliento y la voz varonil del otro, mas las palabras, lo cual provoco que su desespere aumentara pero quedando expectante ante lo que digiera el rubio. 


El rubio complacido al ver al moreno sumiso, se dirigió a la clavícula y la devoro con ansiedad, lamiendo y chupando todo el lugar, marcándolo como suyo. Descendió de esta hacia su pecho en el cual devoro con parsimonia los botones rosados que ya se encontraban erectos, mordía y lamía el pezón izquierdo con destreza mientras que al derecho lo torturaba con una de sus manos pellizcándolo y rozándolo con la yema de sus dedos. Harry solo gemía observaba la cabellera rubia sobre su pecho, deseando que estuviera en cierto lugar y atendiendo cierto problema el cual ya empezaba a doler, logrando que el pre-semen saliera. Intento restregarse contra el cuerpo del rubio para liberar presión, ante eso Draco paro y lo observo con una sonrisa de maldad al igual con sus ojos.


Ruega Potter, hazlo — le dijo autoritariamente mientras se separaba para que el moreno sufriera mas, este intento zafarse una vez más de las cuerdas pero de nuevo fallaba, lo único que conseguía era que sus muñecas quedaran marcadas gracias a las cuerdas. No quería darle el gusto a Draco. —Primero me jodo a un hipogrifo antes de rogar—le dijo intentando sonar rudo, no lo logro ya que solo sonó desesperado, impaciente por mas caricias. El rubio abrió las piernas del moreno para situarse entre estas arrodillado, se acerco a su pene y soplo el glande logrando que este solo diera mas paso al pre-semen. Harry prácticamente lloriqueaba, quería mas contacto con esa boca, la maldita boca que lograba hacer que se corriera tan bien. Empujo sus caderas para que su pene fuera atendido, el rubio se quito y rió ante el acto desesperado, solo quería jugar un rato ya que también se encontraba en las mismas condiciones que el ojiverde, solo deseaba enterrarse en él para sentir su estrechez. Se acerco de nuevo a él quedando cara a cara, pero claro Draco se apoyaba en sus manos y rodillas para no tocar el cuerpo moreno que lo volvía loco. 


Ruega— le dijo una vez mas mientras cogía su cabello y lo jalaba para que lo viera a los ojos. El moreno le vio mientras tragaba la inexistente saliva de su boca.


Quiero que te lo comas como si fuera un puto dulce Malfoy. Que te lo trajes todo que ni siquiera pueda verlo. Y joder, quiero que me la metas tan profundo para no volver a sentarme en la vida—le dijo lentamente pero necesitado el moreno. El rubio complacido por los ruegos del ojiverde desato sus manos y se posiciono de nuevo entre sus piernas. Lamió sus labios con lascivamente mientras que se acercaba lentamente hacia su glande. Draco quería degustar este momento, quería grabarlo en su mente y piel para que nunca se le olvidara el amor que le tenía al morocho, y tenía la esperanza de que el otro lo amara igual.


Lamió con parsimonia el glande del moreno, excitado viendo las reacciones tan placenteras que este hacia, más los gemidos que resonaban en toda la habitación. El moreno veía esa cabellera rubia sobre su pene, rogándole con los ojos para que siguiera, tomo al rubio de su cabeza incitándolo a que continuara y parara el dolor que le causaba el no correrse. Al sentir la mano sobre su cabeza Draco se trago de un solo golpe todo el pene del moreno, haciendo un vaivén delicioso mientras succionaba. El moreno echaba su cabeza de para atrás mientras cerraba los ojos, y gemía tan alto como podía.


Mas…le dijo quedadamente, a lo cual el rubio se detuvo y lo observo logrando que el moreno lo viera con odio y deseoso. —Voltéate— le dijo mientras que Harry, muy obediente lo hacía. Se posiciono de nuevo sobre Harry pero ahora de espaldas. Mordió sin amabilidad las nalgas del moreno que gemía por el dolor y el placer de saber lo que pasaría después. Abrió las nalgas de Harry lo mas que pudo y empezó a lamer esa rosada y deliciosa entrada, metía y sacaba su lengua degustando, también metía sus dedos aleatoriamente. El moreno solo ahogaba sus gemidos y gritos de placer en la almohada mientas estrujaba las sabanas, intentando de por todos los medios el no correrse, ahora lo quería hacer junto al rubio.


Mordió sus nalgas de nuevo ero repetidamente mientras ingresaba sus dedos moviéndolos en tijeras y en círculos, dándole placer al moreno e impacientándolo a él. Con sus dedos logro llegar al lugar que más hacia estremecer al moreno, la cual toco repetidas veces, admirando los sonidos que provenían de su amante aunque estos se escudaran gracias a la almohada aun los podía escuchar fuertes y claros. Estaba más que impresionado que después de todo eso no hubiera poseído ya al otro, sin más giro de nuevo al moreno logrando un sonido de disgusto ya que estaba muy cómodo con lo que hacía.


El rubio se acostó mientras que Harry lo conservaba, entendió rápidamente y posiciono su trasero sobre el gran pene de Draco. De un solo movimiento se empalo solito, haciendo que los dos gimieran gustosos. El moreno no quiso esperar mas así que se movió primero lento y luego despacio apoyándose con sus manos en el pecho del rubio mientras que este le sujetaba las caderas para ayudarle con el vaivén.


El rubio estaba más que gustoso al sentir como su pene era tan bien recibido por el apretado trasero del otro. Estaba tan sediento de más, así que cambiando de posición rápidamente el moreno quedo una vez más abajo  y el rubio encima, con las piernas del morocho sobre sus hombros. Embestía rápidamente y agresivamente igual, moviendo sus caderas lo más duro que podía logrando que el golpe contra el otro sonara fuertemente por toda la habitación pero eran opacados por los gritos-más que gemidos- de Harry.


Harry -observaba más que ido por el placer que- el rubio no lo ayudaría con su problema así que tomo su propio pene y se empezó a masturbar, más las embestidas que el rubio le daba exactamente en su próstata, estaba por acabar. El rubio estaba tan excitado por los actos del moreno que ya sentía cerca su orgasmo, por lo cual tomo el pene del moreno y lo ayudo a que llegara lo más rápido que pudiera. Durante unos momentos se miraron en los ojos en los cuales se veía reflejado el amor que se tenían pero el miedo igual. Sin más los dos se corrieron, el moreno entre las manos de este y el rubio y Draco en el interior de Harry, haciéndolo sentir lleno. Harry termino diciendo un “te amo”, a lo cual el rubio solo callo.


Draco se desplomo sobre el moreno, sin importarle si quiera si lo dejaba respirar, solo pensando en lo que venía. Salió sin cuidado del interior del moreno para pararse y buscar su ropa.


Al  momento en que el rubio salió, El disgusto -mas el daño- de Harry apareció, se sentó con el dolor en su parte baja, lo observo moviéndose rápidamente como si el  mismísimo Voldemort estuviera tras él para matarlo.


Oye, ¿no te quedas?— le dijo Harry. El rubio lo vio ya vestido pero sin zapatos con una sonrisa fría y burlesca en su rostro.


Potter no seas ingenuo, fue un polvo solamente. Uno bueno de hecho— se cruzo de brazos mientras observaba como poco a poco la cara del moreno cambiaba a una de dolor e incredulidad, lo cual le dolía pero no lo demostraba, era lo mejor para su Harry.


Pero… yo creí que…— le dijo con un tono de voz que amenazaba con quebrarse. A lo cual solo se escucho una risa de burla.


Los leones son tan estúpidos, grábate esto en la cabeza—tomó aire para seguir—Eres un huérfano al cual solo pasan de mano en mano ya que nadie te quiere, eres un estorbo para todos. Todos te tratan bien por pura lastima y nada mas— lo dijo con veneno mientras se colocaba sus zapatos—Y por todo eso y más, no eres lo suficiente bueno como para estar con alguien de mi nivel. Por favor, soy un Malfoy, me tiraría de la torre de astronomía antes de siquiera considerarte como una posibilidad— se fue caminando hacia la puerta.


Yo no te amo Potter, yo te odio. Fue divertido el usarte pero ya me cansé, hay gente mejor que tu— le dijo para cerrar la puerta y salir corriendo a su habitación para desahogarse con sus amigos.


Mientras el moreno absorbía toda la información, un dolor indescriptible empezaba a fluir por su pecho. Por amor de Merlín llevaban muchos meses saliendo, juraba y juraba que el rubio lo amaba. Aun con sus amigos que le decían que era un error él seguía con la relación porque lo hacía feliz. Había hecho tantas cosas con él, le demostró a cada momento que lo amaba y de diferentes formas, incluso ese día el cual era tan importante para ambos.


Tendremos un hijo— se dijo a sí  mismo en un susurro. Agarro su cabeza con rudeza y su magia empezó a descontrolarse consumiendo los objetos de la habitación. ¿Y ahora que haría?


 

Notas finales:

Listo, ojala lo hayan disfrutado, espero que hayan sentido lo que yo siento al momento de leer otros fics. Tristeza, rabia, alegría y mas.


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).