Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

una venganza puede ayudar a enamorarse

Autor: kitsune_uchiha_96

[Reviews - 130]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

un fic viejo de cuando escribia en borradores, y quise compartirlo con ustedes

Notas del capitulo:

bueno espero que les guste, al parecer no a mucha gente le gusta como escribo, pero espero que esta histori ales guste ya uqe es algo diferente a las demas

nos leemos abajo

“porque…porque la vida se ensaña así con mi familia, no le bastó con llevarse a nuestro padre, si no que ahora se ha llevado a nuestra pequeña hermana menor, mi madre ya no puede con tanto dolor, eso yo ya lo sé…pero no me importa lo que me digan, lo buscare, lo buscare hasta que pague por lo que hizo”

Se encontraba un azabache de 19 años, llorando en la tumba de su hermana, lamentando no poder defenderla, ni siquiera había tenido fuerzas para poder despedirse de ella, y la culpa lo consumía…todo había sido como un día normal, iban a la tienda, en busca de lo que su madre le había mandado a comprar y aunque no lo recuerda muy bien, en un momento todo se volvió borroso, en cuanto puedo recobrar la conciencia, deseo no haberlo hecho, la primera imagen que pudo distinguir fue el rostro de su hermana, llorando y suplicando para que ese desgraciado la dejara de penetrar tan salvajemente, quiso moverse, quiso sacarle a ese desgraciado de encima, pero al darse que cuenta de que estaba atado de pies y mano, con un trapo en la boca lo hizo desesperarse aún más, no podía moverse, no podía hacer nada por ayudarla, cerró los ojos con fuerza, lagrimas cayeron de sus ojos, no quería verlo, no como su hermana era violada, pero sus gritos lo desgarraban, quería que todo eso terminara en ese momento, se escucharon unos ruidos, estaba algo aturdido en ese momento, pero creía que eran sirenas, no estaba seguro, solo recuerda que al parecer ellos comenzaron a gritar, dejando a su hermana en el suelo, todo había pasado muy rápido, tres disparos certeros y a corta distancia se escucharon, y el cuerpo de mi hermana sin vida seguía en el piso, otros gritos se escucharon, uno lo vio consiente, no recuerda si por lo apresurado, por mala puntería, pero la bala solo le perforo un costado del abdomen, luego de eso todo se le había vuelto negro, despertando en el hospital, su madre llorando al igual que su hermanos y sus primos, no recordaba bien todo, pero al preguntar por su hermana, solo se enteró que ya la habían velado, no había podido ir ni siquiera al velorio, ahora que salía del hospital, había podido ir a ver a su hermana… sus recuerdos estaban algo confusos, no lo recordaba bien, pero si tenía un recuerdo en la mente, no se acuerda como eran, quien le disparo, quien mato a su hermana, o quien la violo, solo se acuerda de una cosa, un tatuaje, un tatuaje pequeño en el brazo, “ino” era todo lo que decía, y no le importaba lo que dijera la policía, para él era mucha información , por lo menos por ese momento

-¿Por qué…porque...? maldita sea ¿Por qué? – sasuke lloraba aun frente a la tumba de su hermana, había pasado tres semanas desde que despertó, pero apenas ayer le habían dado el alta, le dolía que la última imagen de su hermana fuera la de sus lágrimas cayendo, mientras otro hombre la violaba

-cálmate sasuke… esto no te hará bien – itachi era el mayor, y aunque a él también le había dolido la pérdida de su hermana menor, pero sabía que no podía derrumbarse, su hermano y su madre lo necesitaban

-cómo quieres que me calme itachi…hinata está muerta, y ese infeliz sigue suelto por la calle – se sentía impotente, desde un principio supo que no podía contar con la policía, no podía ser que en todo ese tiempo, aun no encontraban nada, ni una sola pista

-itachi tiene razón sasuke, no estás bien – gaara, mi mejor amigo desde la infancia, al principio no se llevaban bien, pero al ser igual de serios, sumándole la amistad entre las familias, habían terminado siendo amigos, muy buenos amigos

- itachi, gaara, mejor dejemos a sasuke un rato solo, lo necesita – mikoto uchiha, no iba a parar de llorar, su hija se había ido, pero sabía que el que más sufría su perdida, era sasuke, quien era el que la vio morir, y todo su sufrimiento antes que muriera, los dos asintieron, no muy convencidos, dejando a sasuke solo en la tumba de la ojiperla

-te lo juro…te juro hinata, buscare a ese desgraciado y lo hare pagar…lo juro – sus lágrimas seguían cayendo, y aun cuando continuaban, su dolor no disminuía en lo más mínimo

 

   …

 

Habían pasado dos meses desde la muerte de la pequeña hinata, la joven de 15 años fue solo una pequeña noticia en el noticiero local, mikoto aun sufría por la pérdida de su hija, itachi también lo hacía, pero no solo eso les perturbo, la noticia que no esperaban les llego, a aparición de un nuevo integrante a la familia

-sasuke, vamos tenemos que irnos – itachi golpeaba la puerta de su hermano –sasuke – al no recibir respuesta decidió adentrarse en la habitación, frunciendo el ceño, su hermano otra vez se había quedado dormido en su escritorio, eso comenzaba a molestarle, se acercó cerrando la laptop que estaba prendida –sasuke…sasuke…levántate, tenemos que ir por sai, sasuke…- el azabache se comenzó a remover mientras comenzaba a abrir los ojos, divisando a su hermano

-dame un momento, me baño y vamos – itachi vio a su hermano dirigirse a su baño, miro por un momento las hojas dispersadas en la mesa y no pudo evitar fruncir el ceño, eso en verdad le estaba le estaba molestando

 

    …

 

-¡YA BASTA! NO ENTIENDES QUE NO ME IMPORTAS, LO QUE TENGO QUE HACER ES IRME – un rubio de pelo corto alborotado, y ojos celestes, estaba desesperado, alistaba su maleta lo más rápido que podía

-¿es que no lo entiendes?, lo que tu hiciste está mal, ¿crees que si huyes todo se resolverá? – su hermano lloraba

-¿y qué quieres que haga? ¿quedarme aquí e ir a la cárcel?, todos me dieron la espalda, hasta deidara me dio la espalda

-¿acaso querias que te apoyara despues de lo que hiciste? ¡mataste a esa chica despues de violarla! – despues de esa frace termino tirado en el suelo, el puño de su hermano lo tiro al suelo

-¡ya cállate! ¡haganse un favor todos y olvídense de mi existencia! – dijo para salir de la casa con su maleta, dejando dentro a su único hermano que le quedaba llorando en el suelo

 

   …

 

En el aeropuerto se encontraban sasuke, junto con su hermano, viendo como los pasajeros del vuelo de corea comenzaban a salir

-¿hasta cuándo vas a estar con esto? Sabes que solo le haces as daño a mama – itachi quería aprovechar para hablar

-yo no soy como ustedes itachi, no puedo hacer como si nada hubiera pasado, necesito encontrar a ese desgraciado – itachi vio a su hermano, quien estaba con el ceño fruncido

-por lo menos cambia un poco la cara, no vaya a ser que a sai le demos una mala impresión

-lose, lose – sasuke intento calmarse un poco, relajando un poco sus fracciones, itachi estaba algo preocupado, desde que el caso de hinata había sido cerrado por faltas de prueba, su hermana estaba obsesionado con ese tatuaje, buscando en cualquier lugar para encontrarlo – creo que ahí esta – dijo al ver a un chico de piel pálida y cabello negro

-se parece a ti – bromeo su hermano, levantando la mano para que el chico lo viera –sai, aquí sai – el chico se acercó a ellos

-hola, ustedes deben ser los uchiha, que bueno conocerlos – el pelinegro hizo una reverencia frente a los hermanos

-qué bueno que llegaste, déjame ayudarte con esto – dijo llevando las maletas del menor

Sai shimura, vivía con su madre en corea, hace un par de meses que su madre murió de una enfermedad, sai había tomado muy mal su muerte, pero al tener solo 16 años, su madre había dejado en su testamento que sai se iría con fugaku uchiha, su medio hermano, ahí le revelaba que fue hija de una infidelidad del padre de fugaku, una carta le había llegado a mikoto, escrita por la propia madre de sai, les costó mucho aceptar eso, más a sus hijos, pero habían decidido que sai viviera con ellos

 

    …

 

Sai había legado a la casa uchiha, era bastante grande para su gusto, él había vivido toda su vida en un departamento pequeño, la entrada tenía un pequeño jardín, y al cruzar por la puerta, pudo ver dentro a una pelinegra, de cabellera larga, quien estaba sentada junto a un pelirrojo

-oh, sai, bienvenido – la mujer se acercó al chico, observándolo con detalle

-gracias mikoto-san – sai se sentía algo incómodo, solo le habían dicho que viviría con unos parientes que no conocía, ese sería su hogar desde ese momento, esperaba poder adaptarse bien a todo ese cambio

-por qué no vas a desempacar, seguro y estarás cansado, ¿te molestaría acompañarlo gaara-kun?- sai miro al pelirrojo, era bastante serio, pero aun así asintió y tomo unas maletas para ir subiéndolas, se dio cuenta que era más bajo que el, y si no se equivocaba era un doncel, subieron las escaleras, mientras se acercaron a la que sería su habitación, se dio cuenta de que la puerta de la derecha, tenía escrito el nombre del pelirrojo, no muy alto, seguro lo escribieron cuando eran chicos, pero una duda se formó en su cabeza

-¿tú también vives aquí?

-en parte, por motivos personales, paso muchas veces la noche en casa de sasuke, pero vino un poco más al norte de aquí

-ya veo…- sai decidió dejarlo ahí, entraron al que sería su cuarto, vio que era más grande del que tenía en su vieja casa, vio a gaara sentarse tranquilamente en la que sería su cama - ¿tú eres pareja de sasuke? – sai no le veía de malo sacarse sus dudas antes de tiempo, no quería que en un futuro confundieran su amabilidad

-¿Qué? Ni en un millón de años

-oh, disculpa, creía que eras un doncel – “tal vez es un hombre heterosexual, y lo ofendí”

-di lo soy, pero no salgo con él, solo es un buen amigo, bien me iré abajo, descansa – gaara se dirigió a la puerta pero antes de marcharse – y no te preocupes, itachi y sasuke, igual que la señora mikoto son buena gente, te aseguro que te acostumbraras pronto

 

     …

 

Mientras en la parte de debajo de la casa, sasuke e itachi estaban sentados en la mesa, esperando que su pelirrojo amigo bajara, mientras mikoto estaba sirviendo algo de té a sus hijos

-¿creen que se acostumbrara rápido? – pregunto itachi mientras tomaba un poco de te

-eso espero, por lo que entendí, su madre murió hace unos meses, seguro y todavía lo afecta – sasuke miro a su madre, para ser la primera en negarse de que sai viviera con ellos, al parecer se había dado cuenta de la situación y ahora estaba preocupado por la estadía, él no tenía tiempo de pensar en el pálido chico, aunque no le era de indiferente del todo, pero lo único que necesitaba en ese momento, era encontrar a ese maldito que había matado a su hermano, ojala se pudiera acordar un detalle más sobre esas personas, pero lo único que tenía era ese tatuaje, y aunque fuera muy poco lo buscaría

 

·&·&·&·&·&·&·&·&·&·&·&·&··&·&·&·&·&·&·&·%&·&·&·&·&·&·&·&·&

Habían pasado un año , un completo año desde que sasuke sentía su vida un infierno, itachi se preocupaba cada vez más por su hermano, comenzaba a dejar muy atrás al chico alegre que alguna vez fue, convirtiéndose en un chico serio, de un carácter algo especial, y asiendo que su vida social disminuirá cada vez más, estaba por cumplir sus 21 años, y sentía que no avanzaba en nada, si bien sai se había adaptado bastante bien, era prácticamente su hermano menor, sasuke también lo veía así, itachi le había contado sobre la muerte de hinata, eso le ayudo muy a saber cómo tratar a sasuke, desde que sasuke estaba obsesionado con ese asesino, gaara e itachi sentían que no podían dejarlo solo, tanto así que siempre había uno que lo acompañaba a todos lados, en ese momento eran ambos

-¡itachi, apúrate que estamos tarde! – decía sasuke caminando a la caja con las cosas del súper que su madre les había mandado a comprar

-es que no se cual llevar – sí, su madre les gustaba hacerles pasar vergüenza, y no tuvo mejor opción que poner en la lista un paquete de toallitas femeninas, habían peleado por quien era el que pasaría la vergüenza y el que perdió fue itachi, cual estaba mirando todas las clases de toallitas que estaban ahí

-oh son tan lentos – gaara se acercó molesto, el solo venía a acompañarlos, así que tomo le paquete que en un momento se acordó que su hermana le había mandado a comprar, lo tomo para meterlo en el carro de sasuke, mientras se dirigían a la caja

-gracias gaa-chan – le dijo itachi mientras caminaba cerca de su hermano – creo que es todo – dijo viendo la lista de su madre, se pusieron cerca de la caja, la cual estaba siendo atendido por un rubio de ojos azules, sasuke se quedó mirando al rubio, le pareció bastante lindo, las marcas en sus mejillas le hacían ver tierno, itachi se dio cuenta que su hermano se quedó viendo al rubio cajero, y eso le hiso sonreír, una vez termino de atenderos, un chico de cabellos café se acercó a ellos, mientras guardaban sus cosas

-naruto, es hora del cambio – el rubio asintió, mientras se levantaba y se dirigía a cambiarse, mientras los uchiha y gaara llevaban las compras a su auto

-bueno ya sabes su nombre, puedes venir a comprar más seguido – se burló itachi

-oh cállate

-hasta yo lo note sasuke, tendrías que ser más disimulado – sasuke desvió la miraba, itachi vio salir al rubio por la entrada principal, iba a molestar un poco más a su hermano, pero sus ojos se abrieron par en cuanto vio lo que tenía el rubio, gaara miro a itachi mirando en su misma dirección, no tardo mucho para que sasuke se volteara, abriendo los ojos a par en cuanto distinguieron en tatuaje que llevaba el rubio en su brazo derecho, las manos de sasuke comenzaron a templar, el rubio llevaba una musculosa branca y unos Jean negros, dejando que el tatuaje con el nombre de ino se distinguiera bien, sasuke lo vio caminar, alejándose de ellos, y en un impulso comenzó a avanzar hacia él, un par de metros, hasta que sintió el fuerte agarre de su hermano mayor

-¿A dónde vas?

-¿Qué no lo ves? Es el, es el – dijo casi en la desesperación, viendo como el rubio se alejaba

-sasuke, entiende, esto podría ser una confidencia, podrías atacar a alguien inocente – sasuke dejó de forcejear contra la fuerza de su hermano, itachi creyó que había entendido, disminuyendo la fuerza

-lo siento… pero es mucha coincidencia para mí – dijo sasuke soltándose bruscamente de su hermano, corriendo por la dirección que vio doblar al rubio, escuchó los gritos de su hermano y su amigo, pero no los escucho, no quería hacerlo, después de tanto tiempo , de más de un año, al fin tenia a esa persona cerca, “tiene que ser… en verdad tiene que ser el” apenas y podía verlo de espaldas, caminando entre la gente, quería gritarles a todo el mundo que se corriera, tenía que llegar a él, de una u otra forma, su respiración ya estaba agitada, lo vio girar en una esquina, intento alcanzarlo, pero al girar, ya no estaba , había desaparecido, miro a todos lados, buscando su cabellera rubia, pero no la encontró, su respiración se aceleraba “tan cerca…estuve tan cerca” sentía que se estaba ahogando de la desesperación, al fin después de tanto había encontrado una pista, más que una pista había encontrado ese tatuaje, y por ser tan lento lo había perdido, su única oportunidad de vengar a su hermana, intento alejar de toda esa gente, aun estando en la calle, sentía que le faltaba el aire, sin darse cuenta camino, quedando en plena calle, un grito, el ruido de una bocina y unas luces lo hicieron darse cuenta de lo que pasaba, un auto venia directo hacia él, y ya era algo tarde, y su único pensamiento fue para su hermana 

Notas finales:

bueno, espero que les guste, por el momento los capitulos no seran muy largos, como mucho 2 o 3 mil palabras, (para mi eso es poco), en el proximo aparecera un peliplateado que a muchas les gusta, y un poco de lemon

espero sus rw con ansias, y espero que esta si sea una historia de su agrado, y es asi, hagamenlo saber

besos

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: