Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Mis Anteriores Cumpleaños

Autor: Maya

[Reviews - 13]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Alice Nine y The GazettE así como todas las otras bandas de música Japonesa no me pertenecen. Hago esto sin fines de lucro sólo por diversión mía de escribir y de los lectores al leer.

Todos los eventos han sido modificados para que concuerden con la historia que quiero narrar.

Notas del capitulo:

Bueno este es un Oneshot en honor a que Hoy uno de mis niños especiales cumple años *-*U Aunque según la regla debí publicarlo ayer ¬¬U Porque ya es día Martes en Japón. En fin~

Este es un fanfic paralelo a lo que conocen (claro, las que son seguidoras de Smother me) como Smother me, pasó en un tiempo anterior a la situación en la que estamos ahora, aunque creo que eso no debería ni decírselos porque se nota, pero lo dejo en claro para que luego no digan que nos les avisé ù_u

Ahora, probablemente se encuentren con historias cortas de 1 o más capítulos, todas relacionadas con Smother me pero que vienen a profundizar la misma no a alargarla.

¿Cómo identifican estas historias?

Todas estarán en la serie de Butterflies and Hurricanes.

Para quienes me leen por primera vez y que no conozcan Smother me , les hago la invitación de que se pasen por ahí si es que tienen tiempo o poco apego a la vida mundana XD!

Disfruten del OneShot!

.Mis cumpleaños anteriores.

 

 

 

 

Capítulo Único: “Anhelado obsequio.”

 

 

 

 

 

Es extraño pero pareciera que ahora tengo más conciencia de los días anteriores, meses anteriores e incluso años.

En este momento vienen a mi mente los recuerdos de esos cumpleaños pasados… desde la vez que recibí por primera vez una guitarra de parte de mis padres hasta el último cumpleaños decente, el del año anterior; después de todo… este año no tendré cerca a la persona que tanto quiero.

 

-Mañana es tu cumpleaños Hiroto-kun –dice Nao señalando el día en el calendario del salón de ensayos.

-Lo sé, hay FanMails que llegan con algunos días de anticipación y regalos también.

-Vaya, ¿de verdad hay algunos que llegan antes? –pregunta Saga fumando en el sofá.

-Claro. Hay algunos que ponen:”mañana tengo un examen, así que envío esto hoy. ¡Feliz cumpleaños Hiroto-san!...” o… “espero que reciba este obsequio, lo envié con anticipación por si el correo se tardaba en llegar…” Cosas así. –Dijo buscando en su bolso algo de tabaco–. Es bueno saber que hay personas que se acuerdan de ti, ¿no? –murmuró antes de introducir el cigarrillo entre sus labios.

-¿Tienes pensado hacer algo?

-No, quizás me quede en casa o vaya de visita donde de mis padres.

-El año pasado estuviste con nosotros, ¿por qué ahora no?

-Por…

-¡Lamento la demora! –Shou entró de improviso en la sala muy agitado después de correr lo que para él 5 pisos fuera una mataron para no llegar tan tarde porque algo era cierto, temprano no había llegado–. Había un tráfico de locos cuando veníamos en taxi para acá, además Ruki se quedó dormido…

-“Por esa razón.” –El menor bajó la vista concentrándose en el humo que salía desde su boca.

-Tuvo insomnio y sólo durmió unas horas, eso me dejó un poco preocupado…

-Hum, si no duerme bien podría hasta tener un desmayo. –Pareció predecir el mayor de los Alice en un vano intento por calmar a su vocalista.

-¡Nao-san! No digas esas cosas tan a la ligera, es algo muy serio.

-Que se caiga y se rompa la cabeza, qué más da. –Apoyaba el bajista al desequilibrio mental que estaba teniendo en esos momentos al borde de la locura a Shou.

-¡Saga-kun!

-Voy a ensayar al pasillo. –Dijo Hiroto tomando su guitarra sin mucho ánimo de seguir oyendo.

 

Así era siempre, así, desde que Ruki y Shou comenzaron su relación. Definitivamente todo giraba a su alrededor y no era para menos, de toda esta compañía es la única pareja decente; con eso de que nadie tiene vida propia…

Estoy más que seguro, este año no habrá un “Feliz cumpleaños Hiroto-kun” de su parte por el simple hecho de que no recordará que existo; estará muy ocupado con Ruki.

 

 

-¿Qué vamos a hacer para tu cumpleaños?

-Creo que nada, mañana tenemos sesión con la FOOL’S MATE –mencionó sin esfuerzo en la voz el menor de los Alice.

-¿Y eso qué? Nadie dijo que nos tomaríamos el día libre, de hecho, casi nunca está la oportunidad de tener el día de nuestro cumpleaños libre pero aún así tratamos de hacer algo, lo sabes.

-Pero Nao-san~~

-Nao-san tiene razón. Hiroto-kun, tu cumpleaños es muy importante porque gracias al hecho de que naciste es que ahora estamos aquí –sonrió el vocal con la cabeza apoyada sobre la palma de su mano–. Gracias a que tú existes, existe también Alice Nine. Es una fecha importante.

-Hm… “Mou~ Cuando dice cosas así es difícil no convencerme de querer hacer algo.” Bueno… ¿Entonces qué quieren hacer?

-¡Vamos a un BAR!

-Claro, Saga-kun no habla cuando se le pide su opinión pero cuando se trata de salir por ahí a bares es el primero en levantar la mano. –Repuso molesto el líder Alicio.

-Apoyo a Saga-kun con lo del BAR.

-¿Tú también Tora-shi?

-Que Shou no beba no significa que los demás tampoco.

-No he dicho nada al respecto, ¿por qué me tienes que estar atacando siempre?

-Bueno, bueno; a nadie le importa qué quieran ustedes, el del cumpleaños es Hiro-pon. ¿Qué dices tú?

-Quiero ir a un restaurante.

-¿Ehhhhhhhhhhh?

-Así podemos comer algo mejor que la basura de un BAR, también se puede beber. “Además así no habrá tanta nicotina en el aire, Shou-kun no tendrá que preocuparse por huir de nosotros cuatro.”

-¡Está decidido, mañana después del trabajo nos vamos a un restaurante!

 

 

-Feliz cumpleaños Hiro… –susurró suavemente jugando con la uñeta de la guitarra entre sus dedos sin prestarle real atención–. “No, este año no…”

-¡Hiroto-kun! –irrumpió de la nada en sus pensamientos el vocalista de su banda.

-¿Q-Q-Qué? –dijo asustado por su aparición tan repentina.

-¿Mañana qué quieres hacer?

-¿Eh?

-Mañana, ¿es tu cumpleaños?

-S-Sí

-¿Entonces?

-Pues… ma-mañana no pi-pienso ir ni h-hacer nada especial. Me-e quedaré en casa… y-y-yo se lo comenté a N-Nao-san… “¿Cómo es que aparece así de la nada?”

-Nada de eso, ya habíamos dejado en claro que todos los cumpleaños son importantes.

-¡Pero es que ahora es diferente! ANTES estaba bien, ahora ya no.

-¿Y por qué ahora no?

-¡Porque estás con Ruki ahora! ¡Porque no estás solo! ¡Porque ya nada va a ser igual…! –se mordió el labio inferior viendo el semblante triste del mayor–. “Oh, mierda, no pongas esa cara…” –Se golpeó la frente con la palma de la mano con la intención de devolver sus neuronas a su lugar, estaba hablando de más y eso no era bueno– Shou-kun…, lo siento.

-No, está bien. Creo que he dejado de lado a mis amigos al estar tanto tiempo con Ruki, lo siento.

-“Amigos…” –El castaño apoyó su mano sobre el hombro del más bajo.

-Si decides hacer algo, avísame.

-Voy a hacer algo, pero tienes que asistir sino no lo hago.

-Está bien.

-¡Promételo! Promete que vas a estar conmigo en mi cumpleaños.

-Lo prometo… –Sacó de su bolsillo el teléfono celular y contestó rápidamente–. ¿Diga? Ah, hola. ¿Dónde estoy? Ehm… El pasillo cerca del salón de ensayos de Alice charlando con Hiroto-kun.

-¡¿CON QUIÉN?!

-“Que bestia, hasta yo logro oír sus gritos.” –Negó con la cabeza–. No hay problema Shou-kun, hablamos más tarde. –Susurró antes de que el mayor se fuera no por voluntad propia.

 

El año pasado recibí muchos obsequios, todos de parte de muchas personas; miembros del staff, amigos de otras bandas, las fans y claro… obsequios de parte de mis compañeros de Alice Nine. Las personas más cercanas a mí lo saben, amo la tecnología y entre más avanza más la amo; en realidad casi todos mis regalos tienen que ver con esa susodicha tecnología, saben que si me regalan algo de esa índole no lo rechazaré jamás, es un presente asegurado. Así como todos los años recibí algo por lo demás costoso pero eso no era lo más importante, sino el hecho de la persona que me dio ese regalo… a decir verdad, no puedo recordar qué me regaló sino lo que dijo.

 

 

-Si rompes esto te mato. Asesinaste literalmente mi cartera, pero era lo que querías, ¿no? Le dejé el precio puesto para que lo vieras.

-¡Cuando alguien regala algo no dice el precio!

-Deja eso para los desconocidos, tenemos confianza suficiente para decirnos esas cosas.

-No estarás esperando que te lo pague, ¿cierto?

-Nadie ha dicho eso.

-Pero dejaste el precio, ambicioso…

-Bueno, sólo espero que me retribuyas el precio de esto en algún otro momento.

-Espera sentado…

-Y así dices que el ambicioso soy yo.

 

 

No, no recuerdo qué fue aquello tan costoso que me obsequió, pero seguramente él si lo recuerda o puede que ya no…

 

Finalmente y aunque en un principio dije que no haría nada para mi cumpleaños e ilógicamente así como todos los otros años anteriores sucedió… Cambié de opinión y ahora resulta que sí quiero un cumpleaños. No será nada del otro mundo, es más, sólo invitaré a algunas personas de la compañía… Y claro… he de esperar que así como los otros años anteriores yo invite a 2 y lleguen multiplicados a 6 o 7… Viéndolo desde ese punto de vista nada ha cambiado, todo es igual; pero… El año anterior podía hablar de Ruki-san sentado con sus amigos en una esquina de mi casa y Shou-kun a mi lado, en cambio ahora… Tampoco puedo decirle que no lo traiga, sería obvio, además Ruki ya presiente lo que me pasa; por eso se descontrola con mayor facilidad cuando se trata de Shou-kun y...

-¡Ya voy! –Se aprontó a abrir la puerta en cuanto oyó el timbre, aunque era bastante temprano como para que llegase alguien–. ¿Tú…? ¿Qué haces aquí?

-Jeee~ Después de invitarme resulta que me rechazas.

-Claro que no Shou-kun. “De hecho nunca te rechazaría.” Adelante. –Dijo haciéndose a un lado para darle paso al mayor.

-Gracias.

-¿Y Ruki-san?

-Se quedó en casa, no quiso venir.

-¿En serio? “Esto es extraño.”

-Sí, ¿no me crees?

-Me parece más bien raro. Conociéndolo como creo podrías estar viendo carreras de tortugas y estaría allí por muy aburrido que fuese sólo para no dejarte solo.

-¿Lo crees---

-Lo creo capaz.

                Se formó entre ambos un silencio incómodo que fue disipado por el castaño.

-Tienes razón, debo volver de inmediato con él, vine a entregarte tu obsequio solamente. –El menor buscó con la vista en las manos del vocalista pero no vio nada.

-Resulta que mi regalo es invisible… ¿Me vas a decir que me debes el regalo?

-No.

-Entonces te timaron al venderte un IPOD invisible.

-Ja, ja, ja, ja, ja, ja~ No se trata de eso.

-No sé entonces de qué regalo hablas. –Shou cogió el rostro del menor entre sus manos depositando un suave beso junto a sus labios.

-El regalo tiene que ver con esto. –Volvió a acercarse hasta que ambos se rozaron–. Feliz cumpleaños Hiroto-kun… –suspiró antes de besarlo profundamente…

 

-¡¡HIRO-PON!!¡¡HIRO-PON!!

-Están golpeando, no podemos… Shou-kun no podemos… “¿No podemos?” –El joven miró hacía ambos lados del cuarto. Estaba completamente solo en su departamento y sentado en el sillón–. “¿Será posible?” –Volvió a buscar con la mirada y no había definitivamente nadie–. Un sueño… ¡Sabía que habían cosas que no calzaban!¡Era imposible que Ruki dejara salir a Shou-kun!

-¡¡HIIIIIIIIIIIIROOOOOOOOOOOPOOOOOOON!!

-¡¡YA VOY!! “Y con una mierda, ni soñar me dejan.” –Abrió la puerta de golpe asustando a los pobres invitados encabezados por Nao.

-¿Pasó algo…?

-¡¡NADA!! –Ese era el principal problema, que en el sueño aún siendo sueño no alcanzó a pasar nada.

 

-Ah~~ Así que estabas teniendo sueños morbosos.

-Stop! Nada de sueños morbosos, sólo sueños. –Aclaró.

-Aunque algo es seguro, Shou-kun probablemente ni se aparezca por aquí.

-Lo sé… Pero no hice esto por él, sino por mí. “Y que mentira…” Voy a buscar algo de beber. –Dijo levantándose enseguida, sino quedaría al descubierto al ser delatado por su cara.

 

Vaya, ni la promesa cumplió…, pero no se zafará tan fácilmente de esta, ¡se lo sacaré en cara hasta que muera! Aunque… Cada vez que pienso en hacer algo así recuerdo esa cara que pone cuando algo le parece realmente triste, es imposible que me resista a verlo así. ¡Que rabia!

 

 

-Tú cumpleaños es en Mayo, ¿qué día?

-4 de Mayo. ¿Por qué?

-Estaba pensando en darte algo pero… como llevamos pocas semanas de conocernos no sé sinceramente qué te gustaría recibir.

-N-N-No es necesario que me des nada Shou-san.

-Pero… Me sentiré mal si no te doy algo.

-Kohara vámonos a casa.

-Espera un poco Shinji, sólo quiero saber qué quiere de obsequio Hiroto-kun.

-Es cierto, ya va a cumplir años, dime también qué quieres y te lo regalo.

-No tienen que molestarse. –Negaba con las manos, contrariado.

-Cualquier cosa, sólo dilo.

-Etto…

-¿Kohara al menos tienes dinero para estar ofreciendo obsequios a los demás?

-Pensé que si quería algo lo comprarías para mí, Shinji.

-Pero---

-¡VALE! Si quieren darme algo por mi cumpleaños entonces sólo pido una tarjeta de felicitaciones.

-¿Sólo eso? –musitó el vocalista.

-Sí, no tienes que preocuparte por darme otra cosa, sólo con una tarjeta basta.

-Bien. –Shou estiró la mano hacía Tora–. ¿Me das dinero para comprar una tarjeta de felicitaciones?

 

 

-Vaya sujeto… je… ja, ja, ja, ja, ja~~–Al recobrar esos antiguos recuerdos comenzó a reír aún a sabiendas de que lo tildarían de loco–. Vaya… esos cumpleaños son vieeeeeejos.  “Tan viejos y también tan anhelados.”

-¡Hiro-chan!

-¿Eh?

-Shou-san está afuera y dice que quiere hablar contigo.

-“¿Vino?¿De verdad vino? Espera… Hiroto, recuerda experiencias anteriores, esto es muy raro.” ¿En serio?¿Y por qué no entró? “Claro, eso sería lo lógico, que entrara a saludar.”

-¿Eh? Dijo que no tenía mucho tiempo.

-Ajá. “Claro, otro sueño.” ¿Por qué no le dices que entre y me bese antes de que aparezca alguien a despertarme? –De súbito recibió un zape de gran potencia–. ¡ITA!¡TAKERU! –Se quejó el guitarrista.

-Deja de hablar tonterías Hiro-chan, Shou-san está saliendo con Ruki-san.

-O sea que… –Se apresuró a salir de su apartamento cerrando la puerta justo detrás suyo. Ese golpe fue real, el dolor fue real, esto debía serlo también. Abrió los ojos un poco, era real… estaba allí y no traía nada en la manos salvo una bolsa pequeña–. Hola.

-¡Hiroto-kun!¡No sabes lo que pasó, fue horrible!

-¿Q-Qué pasó?

-No podré cumplir la promesa, no sabes cuánto lo siento. Quería verte y darte por lo menos unas felicitaciones.

-¿Y Ruki-san? “Aquí descubriré si es o no un sueño. Quizás Takeru no me golpeó sino que me caí del sillón.”

-¡Ese es el problema! Ruki estuvo comiendo alguna porquería antes de volver a casa, ya sabes de pronto ve comida chatarra y sale volando; ahora no deja de voltear el estómago.

-Ah…

-Por eso tuve que ir a comprar esto –dijo alzando la bolsa para después sacar unas cajas de medicamentos–. Por eso, no pude venir y-y-y-y no te traje ningún regalo… Lo lamento mucho…

-Je… ¡Je, je, je, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja~~! “Este si es él, definitivamente lo es, no es un sueño.”

-¿Hiroto-kun?

-No es nada, ja, ja, ja, ja~

-La próxima semana te daré algo, lo que quieras.

-Está bien, ahora sólo quiero un felicitaciones, ¿si?

                Hiroto extendió sus brazos dándole la señal de que se acercara; el castaño correspondió con una sonrisa y un abrazo fraternal. Eran ya las 11 de la noche en el reloj y esa pequeña caricia por muy mínima que pareciera le era suficiente.

-Feliz cumpleaños Hiroto-kun… –murmuró junto a su oreja–. Te debo el regalo…

 

Está bien, aunque sea de esta manera.

No estuvimos juntos de la forma en que lo imaginé pero esto es más de lo que podría pedir siendo sólo su amigo…

Este es mi tan anhelado obsequio…

que estés junto a mí.

 

 

 

 

 

 

 

Notas finales:

¿Qué les pareció? Acepto quejas fundamentadas y comentarios también *-*

¿Saben? Hace unas horas casi estuve al borde de la muerte o del suicidio, ya ni sabía cuál era mejor. Me dolía horriblemente la panza y hasta el momento aún pero menos fuerte. (DEJEN AHORA MISMO DE HACERME BUDÚ! Ò_Ó TE ESTOY VIENDO LECTOR!SUELTA LAS AGUJAS!) ¡Estuve tan mal que hasta pensé decirles el final de Smother me! Pero bueno, como no estoy segura de si pasaré la noche les diré el final FINAL...

*Redoble de tambores*

tap, tap, tap, tap~~~

Shou se hace hetero, se deja de andar molestando por aquí y por allá toma una motocicleta choca y se mata. Hiroto se queda con Reita, nunca se había dado cuenta lo sexy que era. Reita se queda con Hiroto porque Saga murió, iba a tomar un taxi pero lo atropellaron 3 ambulancias que andaban por ahí, justo era el día de la ambulancia y estaban en medio de un desfile. Uruha se hace monje budista. Nao pone su propia cafeteria "Naobucks". Ruki se hace cantante pop y anda vestido de decora. Tora deja la música y vuelve a practicar fútbol. A Kai le da sida. Aoi se vuelve el cajero del mes en los supermercados "Nainai".

Fin

¿Alguien creyó algo de lo que dije?

Saludos!

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: